top of page

Año XX. Edición 119. Septiembre Octubre 2023

Bienestar Equino en la Práctica: Un Programa Colaborativo de Extensión y Educación con la Universidad Estatal de Michigan, la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad Veracruzana

PALABRAS CLAVE: > Piel de tilapia > tejido de granulación exuberante > xenoinjertos > heridas caballo > habronemiasis.

MVZ Dafne Legaria Ramírez, 

MVZ Raquel González Bravo, 

pIng. Marco Del Valle Martínez 

genezing7@gmail.com

 
Pestaña.png

Resumen

En los caballos las lesiones de los miembros torácicos y pélvicos representan alrededor del 60% del total de todas las heridas, las cuales suelen complicarse a causa de la formación de tejido de granulación exuberante (TGE).

Se implementó el tratamiento con xenoinjertos de piel de tilapia en un caballo español con una herida en la región medial del menudillo, la cual presentó TGE y se complicó con habronemiasis.

Los apósitos biológicos como el xenoinjerto de piel de tilapia; conformado en un 70% de colágeno tipo I, intervienen en la reparación tisular húmeda de la herida, adhiriéndose como andamio y sustituto dérmico, creando un óptimo microambiente para las células, y de esta forma permitiendo la adhesión, vascularización, migración de fibroblastos, células endoteliales y queratinocitos que controlan la fibroplasia y promueven la epitelización. Actúan también como barrera ante infecciones y evitan la formación de TGE, hasta la obtención de una cicatriz estética.

Introducción 

Los caballos son animales ungulados con una historia evolutiva desarrollada en varios continentes, siendo domesticados y reduciendo cada vez más su lugar de alojamiento, así como la diversificación de sus funciones zootécnicas; desde el trabajo en campo hasta atletas de alto rendimiento. Fue así como se convirtieron en animales predispuestos a lesiones en cualquier parte del cuerpo, pero principalmente en la región distal de los miembros torácicos y pélvicos; ya que, debido a su condición natural de presa, reaccionan a estímulos medioambientales, con movimientos repentinos para activar su instinto de huida (Piñón G, 2001). 

El tratamiento de las heridas en la región distal de los miembros del caballo es un gran reto clínico, ya que el constante contacto con agentes hace ineficaces y tardados los tratamientos. La inflamación crónica de no tratarse a tiempo, puede evolucionar a la formación de TGE y desarrollar otras patologías (Theoret & Schumacher, 2017).

MSD_B.png

La aplicación de piel de tilapia como tratamiento para heridas con presencia de TGE ha generado resultados satisfactorios, promoviendo la reparación completa de las heridas, obteniendo una cicatriz estética y en ocasiones con pelo pigmentado del color original, estableciendo su uso como alternativa eficaz y útil en la medicina veterinaria.

Figura 1. Caballo español de 4 años con herida en menudillo.

Figura 1. Caballo español de 4 años con herida en menudillo.

 

Material y métodos

Historia clínica

Se realizó la evaluación de un caballo de raza español, con 4 años de edad, sin comorbilidades aparentes (Tabla 1). En la evaluación se encontró una herida con un área de 6361.249 cm2, largo: 5 cm, ancho: 6 cm y un grosor: 0.8 cm, localizada en la región medial del menudillo del miembro torácico izquierdo, el médico responsable que la remitió notificó que tenía 3 meses de evolución, fue tratada a base de curaciones diarias con, Furacin®, y Negasunt®, sin observar mejoría  (Figura 1).

Tabla 1. Registro de las contantes fisiológicas del paciente antes del tratamiento.

 

Hallazgos clínicos y diagnóstico

Se realizó un desbride quirúrgico retirando el tejido exuberante y se mandó a analizar mediante histopatología para determinar el diagnóstico morfológico el cual fue dermatitis granulomatosa y eosinofílica grave difusa con larvas de Habronema spp (Figura 2).

Figura 2.  Fotomicrografía de sección histológica de piel (H&E) (10x). Dermatitis granulomatosa y eosinofílica rodeando una estructura parasitaria

Tratamiento y seguimiento

Se llevó a cabo el protocolo de la técnica de xenoinjertos de piel de tilapia estériles:

  1. Una hora antes de la intervención quirúrgica se realizó manejo del dolor e inflamación 

  2. Se rasuró, se lavó la piel perilesional y la herida con una solución de clorhexidina al 0.05% y SSF, se utilizó un bloqueo en anillo con lidocaína 2% para realizar el desbride quirúrgico del tejido de granulación de la herida.

  3. Controlada la hemorragia, se enjuagó la herida con solución salina fisiológica, se aplicó antiséptico en espray, se colocó de manera estéril el xenoinjerto de piel de tilapia en la herida, y se fijó con un vendaje a base de gasa en rollo, venda blanca, Vetrap® (venda autoadherible) y Elastikon® (autoadherible).

  4. Se realizaron mediciones en cada recambio de vendaje, el cual fue realizado cada 7 días utilizando condicionamiento operante con refuerzo positivo.

  5. Se tomaron fotografías y mediciones de las lesiones en cada recambio para observar su progreso. 

Figura 2.  Fotomicrografía de sección histológica de piel (H&E) (10x). Dermatitis granulomatosa y eosinofílica rodeando una estructura parasitaria
Figura 3. Evolución de la herida con tratamiento de xenoinjerto estéril de piel de tilapia. A) Herida hipergranulada de bordes irregulares con focos necróticos y tejido de granulación, B) Evolución semana 6, C) Tejido cicatricial al final del tratamiento.

Figura 3. Evolución de la herida con tratamiento de xenoinjerto estéril de piel de tilapia. A) Herida hipergranulada de bordes irregulares con focos necróticos y tejido de granulación, B) Evolución semana 6, C) Tejido cicatricial al final del tratamiento.

Resultados

El paciente no mostró reacción alérgica, no ardor, no prurito, respetó el vendaje; Las medidas se tomaron semanalmente antes de cada recambio del xenoinjerto, el aspecto de la herida mejoró en la semana dos (día 14), notándose una mejoría y una reducción del perímetro de 6361.249 cm2 a 3057 cm2, disminuyendo progresivamente hasta la semana nueve (día 63), realizando únicamente nueve curaciones y obteniéndose el cierre completo de la herida con reepitelización y una cicatriz estética en la semana diez (día 70) (Figura 3).

Discusión

La ingeniería de tejidos ha evolucionado el desarrollo de materiales, referente a la practica de combinar andamios, células y moléculas biológicamente activas para la creación de tejidos funcionales útiles para restaurar, mantener o mejorar los tejidos dañados. 

 

El tiempo de reparación de las heridas está directamente relacionado con el área, profundidad y daño generado a la membrana basal del epitelio, por lo que la evaluación de las heridas es determinante para la eficacia del tratamiento con xenoinjerto de piel de tilapia.

Conclusión

A través de la aplicación de piel de tilapia en las heridas se demostró que actúan como barrera de protección, trabajando como andamio y cumpliendo un papel de sustituto dérmico, promoviendo una reparación en ambiente húmedo, acelerando la epitelización.

La aplicación de piel de tilapia como tratamiento para heridas con presencia de TGE ha generado resultados satisfactorios, promoviendo la reparación completa de las heridas, obteniendo una cicatriz estética 

Bibliografía

 

  1. Elce yvonne, Schumacher Jim. Management of wounds of the distal extremities. In: Theoret Christine, Schumacher Jim editors. Equine wound management. Ames, Iowa: wiley blackwell, 2017.

  2. Altamirano Arcos Carlos, Martínez Wagner Rogelio, Chávez Serna Enrique, Altamirano Arcos Christian, Espino Gaucin Israel, Nahas Combina Luciano. Cicatrización normal y patológica: una revisión actual de la fisiopatología y el manejo terapéutico. Revista Argentina de Cirugía Plástica, 2019, 25(1), 11-15pp.

  3. Alves Nunes Negreiros Ana Paula , Júnior Lima Maciel Edmar, Piccolo Sarto Nelson, Miranda de Borges José Marcelo, Lina Quezado Maria Elisa y Júnior Ferreira Carlos Ernando Antônio. Study of tensiometric properties, microbiological and collagen content in nile tilapia skin submitted to different sterilization methods, Ceará, brazil: 2018, s.n.

  4. Costa Odebrecht Behatriz, Júnior Lima Maciel Edmar, Fechine Francisco Vagnaldo, Alves Nunes Negreiros Ana Paula, Oliveira de Melo Miguel Marcos, Ribeiro Correia Wesley Lyeverton, et al. Treatment of a Traumatic Equine Wound Using Nile Tilapia (Oreochromis niloticus) Skin as a Xenograft, Acta Scientiae Veterinariae 48(Suppl 1): 506. Ceará, brazil: 2020.

  5. Auer A. Jörg, Stick A. John, Kümmerle M. Jan, Prange Timo. Equine Surgery, 5ª ed. St. Louis, Missouri: Elsevier, 2019.

  6. Becker, Werner Patricia Marianne. Estudio retrospectivo de fichas clínicas de equinos con heridas, pacientes del hospital veterinario de la universidad austral de chile durante los años 1992 al 2002, Valdivia, Chile: 2004, s.n. 

  7. Chaput B; Courtade Säidi M; De Bonnecaze G; Eburdery H; Crouzet C; Chavoin J.P; et al. Anomalías de la cicatrización. EMC Cirugía plástica reparadora y estética, 2012; 20(3), 1-13 pp.

  8. Escobar Calixto Nicte-Há. Pargo-UNAM: una alternativa en el mundo de la acuicultura tropical, México: IICA. 2011 

  9. Fimbres Barcelo M, AZ Chandler, LV Schnabel. Clinical Trial - Use of equine amnion wound dressing (eAM) as source of extracellular matrix to heal distal limb wounds in horses, USA y Chihuahua: 2017, s.n.

  10. Knottenbelt C. Derek. PASCOE´S Principles & Practice of Equine Dermatology. 2ª ed. Liverpool, UK: SAUNDERS ELSEVIER, 2009.

  11. Kyung, Chae Jin, Hee Kim Jeong, Jung Kim Eun y Park Kun. Values of Patient and Observer Scar Assessment Scale to Evaluate the Facial Skin Graft Scar. Ann Dermatol, 2016, 28(5), 615-623 pp.

  12. Lima Júnior Maciel Edmar, Filho de Moraes Manoel Odorico, Costa Almeida Bruno, Rohleder Pontes Vieira Andréa, Rocha Sales Becker Marina, Fechine Vagnaldo Francisco. Innovative Burn Treatment Using Tilapia skin as a Xenograft: A Phase II Randomized Controlled Trial. journal of burn care & research, 04 enero 2020.

  13. Lott Robert, Tunnicliffe Janet, Sheppard Elizabeth, Santiago Jerry, Nasim mansoor Hladik Christa, et all. Practical Guide to Specimen Handling in Surgical Pathology, 2020, s.l.: national society for histotechnology. 

  14. Mayogoitia López Alfonso, Elizondo Valero Germán, Tavera Trigo Francisco J, Garrido Salas Gerardo, Racine Martinéz Issac, Romero Romero Laura. Patología general veterinaria. 6ª ed. CDMX: UNAM secretaria de desarrollo institucional, 2018. 

  15. Orsini James, Divers J. Thomas. Equine Emergencies. 3ª ed. St. Louis, Missouri: Saunders ELSEVIER. 2017 

  16. Roberta Carneiro da Fontoura Pereira, Flávio Desessards De La Côrte B, Karin Erica Latón B, Marcos da Silva Azevedo C, Miguel Gallio B, Camila Cantarelli B, Stefano Leite Dau B, Alfredo Skrebsky Cezar a, Maria Andréia Inkelmann, Evaluación de tres métodos de plasma rico en plaquetas para el tratamiento de heridas en la piel de las extremidades distales equinas, Journal of Equine Veterinary Science 72 (2019) 1–7.

  17. Ross H. Michael, Wojciech Pawlina. Histología Texto y Atlas color con Biología Celular y Molecular. 5ª edición ed. Buenos Aires: 2012, editorial medica panamericana. l%C3%ADmites-de-excel-1672b34d-7043-467e-8e27-269d656771c3 [Último acceso: 3 octubre 2021].

  18. Salas González Raúl. Piel de cíclidos con utilidad en las quemaduras: Perspecticas en la Medicina, Ecuador: 2018, s.n.

  19. Silva SC, Ríspolo VFP, Graner C, Sá LRM, Belli CB, Zoppa ALV. using tilapia skin (Oreochromis niloticus) as an occlusive biological curative in equine wounds. Short communication. 2019, 29 enero.

  20. Scott W Danny, Miller H. William. Equine Dermatology. 2ª ed. Maryland Heights, Missouri: ElSEVIER SAUNDERS, 2011.

  21. Tian Zhou, Nanping Wang, Yang Xue, Tingting Ding, Xin Liu, Xiumei Mon y Jiao Sun. Development of Biomimetic Tilapia Collagen Nanofibers for skin Regeneration through Inducing Keratinocytes Differentiation and Collagen Synthesis of Dermal Fibroblasts, Shangai, China: 2015, s.n. 22. Theoret Christine, Schumacher Jim. Equine Wound Management. 3ª ed. Iowa(Ames): Wiley Blackwell, 2017

  22. Piñón G, J. (2001). Caballos de diez en diez, 1° parte. Mundo equino, 28-30.

  23. Theoret, C., & Schumacher, J. (2017). Equine Wound Mangament. Wiley Blackwell.

Figura 1
Tabla 1
Figura 2
Figura 3
bottom of page