google-site-verification=zl2BFmWkKnMfWepghiQhluc1_SNBuOLiZdzvrMLd1r8

Knemidocoptiasis en aves

MVZ. Irely Ledesma Ramírez Hospital de Aves, Departamento de Medicina y Zootecnia de Aves. FMVZ-UNAM

MVZ, Esp. MC. Juan Carlos Morales Luna Hospital de Aves, Departamento de Medicina y Zootecnia de Aves. FMVZ-UNAM

Descargar Edición 69

Los problemas de la piel y plumas son trastornos comunes en las aves.   

El género Knemidocoptes comprende 15 especies de ácaros responsables de las lesiones en la piel de la cara, piernas o el cuerpo de aves silvestres y domésticas.

 

Para llevar a cabo el diagnóstico de una enfermedad es necesario, conocer la historia clínica del paciente (hogar, ambiente, rutina, dieta, convivencia con otras aves, tratamientos, etcétera) realizar un examen físico completo y algunas pruebas de laboratorio.

 

La principal enfermedad parasitaria en piel es la infestación por ácaros. Existen muchos tipos de ácaros que pueden habitar en las plumas, piel, tejido subcutáneo y tracto respiratorio de las aves.

 

Knemidocoptiasis en aves, es conocida comúnmente como: sarna de los periquitos, cara escamosa o pierna escamosa, es una enfermedad común en aves cautivas, se transmite de forma directa “ave – ave” o indirecta “frotar caras o patas en perchas o accesorios contaminados”. Intervienen otros factores como: susceptibilidad genética, factores de estrés, sistema inmunológico deprimido, etapa de vida en que se encuentren las aves para que se vean afectadas por estos parásitos. 

Las especies de ácaros más comunes:

Knemidocoptes pilae

Knemidocoptes jamaicensis 

Knemidocoptes mutans 

Knemidocoptes intermedius

El ciclo de vida de estos ácaros dura 3 semanas y se desarrolla en el cuerpo del ave, los nidos de ácaros se forman en los folículos de las plumas y la piel principalmente de la cara, patas y cera, utilizando la queratina para su alimentación. Por lo general las regiones sin plumas (comisuras del pico, parpados, patas, puntas de alas, cloaca) son las áreas que se ven más afectadas. 

 

La mayoría de estos parásitos se localizan en la porción superficial de la piel, originando:

Engrosamiento de la piel (hiperqueratosis)

Proliferación papilomatosa (acantosis)

Descamación

Malformación de la cera

Malformación del pico (Fig. 1 y 2)


Las lesiones suelen comenzar en las comisuras del pico, a medida que progresa la enfermedad se

1/1

afectala cera, párpados, observándose capas blanquecinas y escamosas, proliferaciones epiteliales gruesas y amarillentas con aspecto de panal. Las lesiones pueden avanzar y originar la obstrucción de los orificios nasales, oídos y ojos. (Fig. 3)

 

Los ácaros cavan túneles en la capa germinal del pico y pueden causar deformidad, distorsión del crecimiento, especialmente en la rinoteca (parte superior del pico). 

 

Algo característico de esta enfermedad es que rara vez las aves van a presentar prurito (comezón).

Figura 1.

Figura 2.

En los paseriformes que son afectados por Knemidocoptes sp. sus patas presentan proyecciones en forma de borla de color amarillo – blanco. Exudado seroso que se produce en respuesta a la formación de túneles, este exudado se endurece causando pérdida de flexibilidad, cojera, disminuye la movilidad de las articulaciones, necrosis y desprendimiento de los dedos, así como crecimiento de las uñas de forma retorcida. (Fig. 4)

 

Los diagnósticos diferenciales de esta enfermedad

 

Dermatofitosis (infecciones originadas por hongos)

Viruela aviar

Papilomatosis 

Deficiencia de vitamina A

Carcinoma de cera

Carcinoma de pico

 

El diagnóstico de Knemidocoptiasis se confirma fácilmente, debe de realizarse un raspado superficial de la piel, al examinarlo en el microscopio, nos permitirá observar a los ácaros. 

 

Los ácaros son reconocidos fácilmente la forma de su cuerpo que es globosa y sus patas son cortas y rechonchas. (Fig. 5)

 

Si se observan alguna de estas lesiones en nuestras aves, se debe visitar al médico veterinario, ya que existe cura para esta enfermedad, el medicamento, la dosis y sitio de aplicación cambia dependiendo del peso y el estado de la enfermedad. En fases tempranas de la enfermedad el pronóstico es favorable.

 

Es necesario realizar el tratamiento a nuestras aves lo antes posible con un Médico Veterinario Especializado en Aves, este tipo de infección por ácaros suele confundirse con micosis (infección por hongos), la realidad es que la Knemidocoptiasis suele ser secundarios otros procesos de enfermedad, complicarse con infecciones por estafilococos o micosis secundarias. 

 

La aplicación de otros antiparasitarios, cremas, aceites, ungüentos, serán tóxicos e ineficaces.

 

Las medidas preventivas necesarias para combatir esta enfermedad son: evitar el hacinamiento, mejorar la dieta, administración de vitaminas, lavar y desinfectar la jaula o el albergue donde se encuentren alojadas las aves, así como todos los accesorios con los que cuenten (comederos, juguetes, perchas, nidos) si es posible reemplazarlos. De esta manera mantendremos a nuestras aves saludables y libres de este tipo de parasitosis. 

 

Figura 3.

Figura 4.

Figura 5.

Blibliografía:

 

  1. Harrison GJ, Ritchie BW, Avian medicine:Principles and Application Lake worth,Fl. Wingers 1994

  2. Harrison GJ, Harrrison and Harrison, Clinical Avian Medicine and Surgery, Philadelphia,WB.Saunders, 1986 

  3. Tully Thomas, Lawton , M. P. Avian Medicine. Butterworth-Heineman 2000

Revista Especializada en Clínica de Pequeñas Especies

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube

® Arterial S.A. de C.V. 2020