google-site-verification=zl2BFmWkKnMfWepghiQhluc1_SNBuOLiZdzvrMLd1r8

Tipos de Alimentos para mascotas y sus diferencias.

PALABRAS CLAVE >  Alimentos húmedos > nutrición > inocuidad > digestibilidad > palatabilidad

MVZ. Paula M. Trejo Valadez.

Investigador en Nutrición de Mascotas.

ptrejo@gponutec.com

QA, PhD. Myrna Olvera.

Investigador de Aditivos e Integredientes Funcionales.

molvera@gponutec.com

Introducción

Desde el momento en que comenzó el proceso de domesticación, los perros y gatos han atravesado por un proceso evolutivo, modificado su comportamiento social, reproductivo e inclusive alimenticio, ya que, al carecer de la posibilidad de cazar presas, el humano se volvió su único proveedor de alimento, por lo que, los hábitos, tiempos, capacidad económica y nivel de responsabilidad del propietario impactan directamente en el estilo de vida de la mascota. 

 

La industria de alimentos para mascotas ha evolucionado a la par con las costumbres del hombre, mejorando la oferta de productos, no sólo para que los animales sacien su apetito, sino que cubran sus necesidades nutricionales, además de ofrecer otros atributos como: que sean prácticos, económicos, promuevan la evacuación de heces firmes, mantengan un estado de salud adecuado y sean agradables al paladar de la mascota. Razón por la cual, las empresas productoras de alimentos para mascotas se han visto en la necesidad de desarrollar una amplia gama de productos no sólo de diferentes sabores, también consistencias, presentaciones, porciones y perfiles nutricionales para cubrir las necesidades del mercado. 

La Real Academia Española define la palabra nutrir como “Aumentar la sustancia del cuerpo animal o vegetal por medio del alimento, reparando las partes que se van perdiendo en virtud de las acciones catabólicas” (RAE, 2020), es decir, que los animales necesitan de los alimentos para mantenerse vivos y saludables, para ello, un alimento debe al menos: ser fuente de la energía necesaria para producir movimiento y calor, y proveer los nutrientes esenciales para el crecimiento, reproducción y reparación de tejidos (Kelly and Willis, 1996). Hoy en día sabemos que la nutrición de las mascotas va más allá de sólo cubrir las necesidades metabólicas, nutrir también es una herramienta para promover su salud integral.

 

La creciente demanda de alimentos para mascotas ha llevado a la industria del PetFood a elaborar catálogos de productos alimenticios que cubran las necesidades del mercado, con variedad de sabores y texturas, perfiles nutricionales, para diferentes etapas de vida, costos, etc. A continuación, haremos un breve resumen de dos clasificaciones de alimentos para mascotas.

Clasificación de alimentos comerciales para mascotas

 

  • Clasificación por función. Definido por el tipo de estrategia comercial del producto y el papel que desempeñará en el plan nutricional del animal. Dentro de esta misma clasificación, los productos son elaborados con materias primas de distintas calidades y formulados con diferentes perfiles nutricionales, lo que justifica la variabilidad de rango de precios.

a) Alimentos completos y balanceados. Son aquellos que aportan todos los nutrientes necesarios en las cantidades adecuadas para cubrir los requerimientos energéticos y nutricionales del animal de acuerdo con la etapa de vida en la que se encuentre.

Rev101_P25.jpg

Existen productos disponibles cuya formulación aporta una mayor cantidad de nutrientes de los necesarios para el mantenimiento del animal, inclusive, pueden tener ingredientes funcionales que tengan un efecto terapéutico en su salud. El éxito de este alimento es definir de forma clara y precisa la etapa de vida a la que va dirigido el producto, para de esta manera, asegurar que la formulación se realizó con el conocimiento de la fisiología del animal en cuestión. Gracias a la formulación y perfil nutricional de la mayoría de estos productos, pueden ser utilizados como fuente única de alimentación (Kelly and Willis, 1996; NRC, 2006). 

 

b) Complementos alimenticios. Son aquellos productos que, de ser utilizados como fuente única de alimentación, pueden provocar desbalances nutricionales, ya que su formulación no está diseñada para cumplir con los requerimientos del animal. Usualmente son administrados junto con otros alimentos completos y balanceados (Kelly and Willis, 1996; NRC, 2006).

 

c) Snacks, bocadillos o colación. Son productos alimenticios diseñados para ofrecer variedad en la dieta del animal. Dado su limitado perfil nutricional, es necesario administrarlos con un alimento completo y balanceado (Kelly and Willis, 1996; NRC, 2006).

 

d) Premios y Treats. Son productos diseñados para ser altamente palatables (sabor agradable) y prácticos, con el propósito de estimular un comportamiento deseado, comúnmente utilizados por adiestradores y manejadores profesionales a manera de “refuerzo positivo”. Deben administrarse con un alimento completo y balanceado y cuidar las cantidades ofrecidas a la mascota pues alteran los niveles energéticos requeridos por día (Kelly and Willis, 1996; NRC, 2006).

  • Clasificación por propiedades físicas. Basada principalmente en el nivel de humedad del producto, lo cual determina su presentación, proceso de producción, tipo de empaque, vida de anaquel, entre otros (Tabla 1).

a) Alimentos Secos. Estos alimentos son conocidos como croquetas o extruidos. Poseen una humedad aproximada del 10-12% (NRC, 2006). Son producidos por un proceso llamado extrusión, en el que las materias primas son sometidas a altas temperaturas y presiones de vapor para su cocción, suelen estar cubiertas por una capa lipídica para potenciar su sabor. Dependiendo de la formulación, calidad de materias primas y proceso de producción, suelen tener más del 80% de digestibilidad (nivel de absorción de nutrientes). La mayoría de las dietas secas son completas y balanceadas, por lo que pueden ser la única fuente de alimento; inclusive, pueden ir más allá e incluir en la formulación ingredientes funcionales que tengan un efecto benéfico en la salud y bienestar del animal.

 

b) Alimentos Semihúmedos. Son comúnmente conocidos como premios o golosinas. Poseen una humedad aproximada del 25-35% (NRC, 2006) que contribuye a su textura semisólida característica. Poseen buena palatabilidad, por lo que su consumo debe ser moderado para evitar la predisposición al sobrepeso. Tienen una digestibilidad mayor al 80%. Existen en el mercado alimentos comerciales que logran incluir alimentos secos y semihúmedos en una sola dieta, por lo que, dependiendo del perfil nutricional, pueden llegar a ser la única fuente de alimentación.

c) Alimentos Húmedos. Son conocidos como alimentos enlatados. Poseen una humedad aproximada del 74-78% (NRC,2006); esto significa que contienen una gran cantidad de agua, por lo que, tendrán una menor cantidad de nutrientes por cada 100grs de alimento; por lo tanto, para cubrir los requerimientos energéticos y nutricionales de un animal, deberá consumir una mayor cantidad de producto. Gracias a su formulación y humedad, poseen una mayor palatabilidad en comparación con el resto de los productos del mercado. Dependiendo de la calidad de las materias primas y proceso de producción, los alimentos húmedos alcanzan una digestibilidad de sus nutrientes mayor al 80%. Existen diversos tipos de fórmulas, por lo que algunos se podrían reclasificar dentro de los alimentos completos y balanceados, y otros como complementos alimenticios.

A continuación, ahondaremos un poco más en los alimentos húmedos.

Alimentos húmedos (Enlatados)

 

  • Proceso de producción de alimentos húmedos. 

Como ya mencionamos previamente, los alimentos húmedos o enlatados se denominan así por el porcentaje de humedad presente en el producto, por lo que el proceso de producción está diseñado para garantizar la inocuidad del alimento, sin sacrificar su calidad, humedad, propiedades organolépticas (sabor, olor y textura) ni perfil nutricional. El National Research Council (Consejo Nacional de Investigación) en el 2006 menciona un breve resumen del proceso de producción de los alimentos enlatados (Figura1). 

Los alimentos cárnicos enlatados deben ser inocuos (microbiológicamente seguros) es decir, libres de todas las bacterias y/o esporas patógenas de importancia en salud pública; por ejemplo: Clostridium botulinum, Bacillus mesentericus y Bacillus subtilis (NOM 130-SSA1-1995). De ahí que una de las etapas clave en la elaboración de los alimentos enlatados sea la esterilización, condición lograda mediante la aplicación de altas temperaturas y presión con lo que se garantiza la eliminación de los microorganismos que podrían afectar el producto durante los procesos de almacenamiento y distribución. Dependiendo del tipo de alimento y empaque: enlatado, sobre (pouch), allutray o envases plásticos con cubierta laminada, se han establecido los protocolos (temperatura y tiempo de esterilización) que garantizan la esterilidad del producto (Heinz and Hautzinger, 2007). El resultado exitoso del procesamiento y el agua disponible en el alimento, están directamente relacionados con la vida de anaquel del producto (fecha de caducidad)( A.A.P.P.A., 2013).

Tabla 1.  Contenido nutricional de alimentos para perros (secos, semihúmedos, y enlatados) (NRC, 2006 pp. 317)

Figura 1. Resumen del proceso de producción de alimento para mascotas enlatado(NRC, 2006; Casp y Abril; 2003)

Ventajas de los alimentos húmedos

Son alimentos altamente palatables, es decir, tienen un sabor realmente atractivo para los animales, por lo que son una buena opción para mascotas exigentes; la textura suave de los alimentos enlatados permite que los animales con problemas odontológicos puedan ingerirlas sin generarles dolor. Su formulación con alta densidad calórica permite ser una buena opción para la alimentación de animales convalecientes, ya que algunos alimentos húmedos son higroscópicos (capacidad de absorber agua del medio)(RAE, 2020) y facilita su administración vía sonda en animales hospitalizados. Además, la diversidad de sabores permite dar variedad a la dieta de las mascotas; y, gracias al nivel de inclusión de agua en la fórmula y el consecuente porcentaje de humedad de los alimentos enlatados, son una fuente de hidratación indirecta de especial importancia en los felinos domésticos.

 

Desventajas de los alimentos húmedos

El tamaño de la porción suele ser pequeña en comparación con los alimentos secos y semihúmedos, lo que se ve directamente relacionado con el costo del producto. Aunque, proporcionalmente hablando su costo es mayor vs un alimento seco, los propietarios suelen estar dispuestos a absorber el gasto si observan que la mascota disfruta el alimento; sin embargo, el consumo exclusivo de estos productos lleva a la aparición de heces más blandas y olorosas, derivado del alto contenido de agua de la fórmula y el alto nivel de inclusión de proteínas, que metabolizadas, provoca la formación de compuestos nitrogenados. Todo lo anterior, puede dar como resultado excretas con un olor desagradable. Además, la textura de los alimentos enlatados favorece la formación de sarro dental al carecer de la capacidad abrasiva necesaria para producir fricción y reducir la formación de cálculos dentales. Finalmente, debido a su alta palatabilidad, los animales suelen consumir grandes porciones de estos alimentos, lo que los predispone al desarrollo de sobrepeso y obesidad, razón por la cual, es necesario consultar al Médico Veterinario para desarrollar un programa de nutrición adecuado que permita la inclusión de distintos tipos de alimento sin sobrepasar el aporte calórico ofrecido en su dieta. 

 

Consideraciones para el uso de alimentos húmedos

Tomando en consideración las particularidades del producto enlatado, en la Tabla 2 se mencionan algunas de las principales recomendaciones para el uso de alimentos húmedos.

Precauciones al momento de adquirir alimentos húmedos

Las recomendaciones al adquirir un alimento húmedo para mascotas son las mismas que con cualquier otro producto enlatado, hay que tener mucho cuidado con el estado físico del empaque, ya que podría ser indicativo de un deterioro del alimento o bien de haber sufrido un mal transporte o almacenamiento. Se recomienda examinar los siguientes puntos: estructura sin daños aparentes, ni golpes o aplastamientos, el envase ya sea, lata, sobre o allutray, por ningún motivo debe de estar inflado o abultado, no debe presentar perforaciones y siempre se debe verificar la fecha de caducidad.

Tabla 2.  Consideraciones para el uso de alimentos húmedos.

Conclusión 

Como podemos observar, hoy en día existe una amplia gama de alimentos disponibles para las mascostas. Todas ofrecen ventajas sobre la nutrición y bienestar de los animales; sin embargo, debemos poner atención a las posibles limitantes de su consumo. Por lo tanto, hay que recordar que como profesionales en salud animal, los Médicos Veterinarios son los responsables de transmitir a los propietarios, las recomendaciones para lograr una nutrición adecuada de sus mascotas.

En NUPEC® estamos conscientes de que la nutrición es un factor clave en el mantenimiento de la salud de las mascotas; por ello, estamos ampliando nuestro catálogo de productos desarrollando una NUEVA LÍNEA DE ALIMENTO HÚMEDO, diseñada por veterinarios, con ingredientes funcionales benéficos para la salud canina y felina. Espérala pronto!

Bibliografía​​

1. A.A.P.P.A, 2013. Introducción a la Tecnología de Alimentos. Editorial Limusa, 2ª Edición , México, 2003, pp 54

 

2. Badui Dergal S. Capitulo 1 “Agua”.Química de los alimentos. Editorial Pearson Educación.  4ta Edición, México, 2006, pp 21.

 

3. Heinz Gunter and Hautzinger Peter. Meat Processing Technology for small to medium scale producers. Food and Agriculture Organization of the United Nations Regional Office for Asia and the pacific, Bangkok, 2007, pp 277. 292, 293. 

 

4. Kelly Noel and Wills Josephine. Manual of Companion Animal Nutrition & Feeding. British Small Animal Veterinary Association, United Kingdom, 1996, pp 22:42.

 

5. National Research Council of the National Academies, Nutritional Requirements of Dogs and Cats 2006, USA pp 313:318.

 

6. Ponce-Alquicira E. Capítulo 8 “Aroma y Sabor”. Química de los alimentos. Editorial Pearson Educación.  4ta Edición, México, 2006, pp 457-459.

 

7. Caps Vanaclocha A. y Abril Requena J. Procesos de Conservación de alimentos. Grupo Mundi-Prensa, 2ª Edición, 2003.

 

8. NORMA Oficial Mexicana NOM-130-SSA1-1995, Bienes y servicios. Alimentos envasados en recipientes de cierre hermético y sometidos a tratamiento térmico. Disposiciones y especificaciones sanitarias.

 

9. US Food & Drug Administration. HECHOS SOBRE ALIMENTOS. Comidas al aire libre: cómo manipular alimentos de manera segura. Marzo, 2017. 

Revista Especializada en Clínica de Pequeñas Especies

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube

® Arterial S.A. de C.V. 2020