google-site-verification=zl2BFmWkKnMfWepghiQhluc1_SNBuOLiZdzvrMLd1r8

Uratosis en Aves Silvestres

Reporte de Casos Clínicos

MVZ. José Antonio Luna Reyes.

Escuela de Medicina Veterinaria y Zootecnia.

Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla

Descargar Edición 71

Introducción

 

La gota deriva su nombre del latín “gutta” (gota), por la antigua creencia que la enfermedad era causada por un humor que caía o “goteaba” en articulaciones debilitadas o tejidos blandos.

 

La gota es una patología que consiste en el depósito de uratos (cristales de ácido úrico) en los órganos internos y en las articulaciones (gota visceral y gota articular). Suele ser producida por un mal funcionamiento de los riñones. Se cree que la gota es el resultado de una hiperuricemia (La hiperuricemia es el exceso de ácido úrico en la sangre) y debe ser considerada como un diagnóstico clínico diferencial de la gota aviar. Una vez que los depósitos de ácido úrico ha ocurrido en un área específica, éstos depósitos pueden crecer formando trofos. 

 

Las articulaciones y las vainas sinoviales, son sitios de predilección debido a la baja temperatura que tienen en comparación con el resto del cuerpo. Los pacientes aviares afectados desarrollan anuria u oliguria, y la secreción tubular de ácido úrico se ve comprometida o nula. Esto resulta en una rápida y severa elevación de la concentración de ácido úrico en el plasma con precipitación de uratos en muchas superficies viscerales y articulares. La gota visceral conducirá rápidamente a la muerte del ave.

Las causas potenciales de la gota son las siguientes:

 

Altos niveles de proteína en la dieta

Exposición crónica a tóxicos renales

Patologías que cursan con insuficiencias renales

 

La gota articular y visceral, son una condición común diagnosticada en aves silvestres y puede ser atribuida a enfermedades renales. Las aves con gota articular, inicialmente muestran claudicación, hinchazón de las articulaciones, renuencia a caminar, actividad disminuida y dolor. 

 

En cambio, la gota visceral es raramente diagnosticada, observando anorexia y poliuria, siendo el principal signo clínico la muerte repentina del ejemplar.

 

La elevación en la concentración de ácido úrico en plasma o suero puede estar presente en análisis bioquímicos, aunque una elevación en la concentración del ácido úrico definitivamente no caracteriza una enfermedad renal por gota.

1/1

El urianálisis puede ser de ayuda en el diagnóstico de enfermedad renal, y la presencia de sangre, glucosa, proteína o uratos, puede ser observada en algunos casos. Los estudios radiográficos, pueden revelar uratos o mineralización en riñones, rodillas y otros tejidos, mientras que la laparoscopía puede ayudar a observar depósitos de uratos.

 

El examen post-mortem revelará la acumulación de uratos en tejidos o articulaciones y en algunas ocasiones, los depósitos se observan únicamente en riñones, pericardio o hígado.

 

Las causas de la gota (uratosis), son numerosas y puede ser multifactorial. Cualquier proceso patológico que resulte en hiperuricemia, puede terminar en gota articular o visceral.

 

Causas renales:

 

  • Enfermedad obstructiva renal

  • Deshidratación

  • Enfermedad renal tubular

  • Infecciones renales por virus o bacterias

 

Causas no renales:

 

  • Causas hereditarias

  • Ingestión excesiva de proteína

  • Excesiva suplementación de calcio 

  • Desbalance en la relación sodio – potasio

  • Hipervitaminosis A, B y D-3

  • Deficiencia de magnesio y fósforo

 

La mortalidad aguda observada en aves con uratosis visceral no es debida a los efectos de hiperuricemia, porque generalmente el ácido úrico no es tóxico, siendo probable que los pacientes aviares mueran debido a un arresto cardiaco, debido a hipercalemia.

 

TRATAMIENTO

El tratamiento de la gota aviar, es similar a la utilizada en la medicina humana, e incluye el uso de alopurinol, colchicina, dietas bajas en proteína y otros tratamientos basados en la causa natural de la enfermedad renal (si es diagnosticada la causa primaria). La respuesta al tratamiento puede ser variable, debido a las causas multifactoriales.

 

Como regla general, el tratamiento va dirigido a:

 

  • Identificar si es posible, la causa primaria de la gota

  • Identificar y corregir los desbalances metabólicos que puedan estar presentes

  • Evitar cuando sea posible, el uso de medicamentos nefrotóxicos

  • Proveer de una correcta dieta 

  • Evitar hasta donde sea posible estados de estrés

  • Administrar terapia para reducir los niveles de ácido úrico

 

El alopurinol es un compuesto químico empleado como medicamento frente a la hiperuricemia (exceso de ácido úrico en plasma sanguíneo) y sus complicaciones, como la gota.

 

Casos Clínicos en el Zoológico de Chapultepec

En el Zoológico de Chapultepec, de la Dirección General de Zoológicos y Vida Silvestre, durante los exámenes clínicos rutinarios practicados en aves silvestres albergadas en sus instalaciones, se ha encontrado en diversas ocasiones uratosis articular y visceral en los resultados de laboratorio y necropsia.

 

Las órdenes aviares en donde se ha observado uratosis son:

 

  • Anseriformes: 

    • ganso doméstico chino (Anser cygnoides)

    • cisne blanco (Cygnus olor)  

    • ganso canadiense (Branta canadensis) 

    • ganso egipcio (Alopochen aegyptiacus)

 

  • Psitaciformes: 

    • loro eclectus / perico ecléctico (Eclectus roratus)

    • guacamaya verde (Ara militaris)

    • guacamaya azul / amarillo (Ara ararauna)

    • loro cabeza amarillo (Amazona oratrix)

    • guacamaya roja (Ara macao)

    • loro corona lila (Amazona finschi)

    • perico amazónico (Amazona autumnalis)

    • loro corona azul (Amazona farinosa)

    • cacatúa de cresta blanca (Cacatua alba)

 

  • Coraciformes: 

    • cálao gigante de cresta blanca (Ceratogymna subcilindricus)

 

  • Galliformes: 

    • faisán argos de Borneo (Argusianus argus)

    • hoco de Scarlet (Crax fasciolata)

 

Los signos que han presentado la mayoría de ejemplares revisados, incluyen:

 

  • Inflamación de las articulaciones

  • Claudicación

  • Postración

  • Renuencia al desplazamiento

  • Actividad disminuida

  • Dolor de la región afectada

 

A partir de la aparición de signos clínicos en especies diversas, se obtuvo una muestra sanguínea para su análisis en el laboratorio de patología de la DGZVS.

 

Las muestras analizadas, mostraron los siguientes resultados:

QUÍMICA SANGUÍNEA

Confirmado por medio de los resultados de laboratorio los altos niveles de ácido úrico, se estableció una terapia de Alopurinol (60 mg / kg / PO / SID) vía oral por un mes de duración como mínimo. 

 

Después del tratamiento establecido, se volvieron a tomar muestras de sangre, obteniendo los siguientes resultados:

RESULTADOS

CONCLUSIONES:

En la mayoría de casos clínicos de uratosis que se han presentado en la colección aviar del Zoológico de Chapultepec, se ha probado la efectividad del uso de Alopurinol administrado oralmente.

 

El tratamiento aplicado, ha sido acompañado con la revisión e inclusión de la dieta correcta para cada especie aviar tratada, lo que ayuda a la recuperación de ejemplar.

Al ser una enfermedad multifactorial, el tratamiento no siempre tendrá el resultado esperado.

Revista Especializada en Clínica de Pequeñas Especies

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube

® Arterial S.A. de C.V. 2020