google-site-verification=zl2BFmWkKnMfWepghiQhluc1_SNBuOLiZdzvrMLd1r8

Ácidos grasos esenciales y su uso terapéutico en perros

MVZ Luna Reyes José Antonio. MVZ Cruz Lira Jessica. MVZ Noyola Rodríguez Paulina. Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla. Escuela de Medicina Veterinaria y Zootecnia. Contacto: joseantonio.luna01@upaep.mx

 

PALABRAS CLAVE: Ácidos grasos esenciales, Omega 3, DHA,EPA , Omega 6, AGL, AA, beneficios, inflamación, lípidos, PG.

 

Descargar Edición 74

Resumen 

Estudios demuestran que el consumo de ácidos grasos esenciales (AGE), en la   dieta del perro, son determinantes para mantener una buena salud. Como su nombre lo indica, los AGE se deben suplementar en el alimento, ya que el organismo, por sí solo, no los puede sintetizar. De la serie n-6, se deriva el ácido araquidónico (AA) y ácido gamma linoleico (AGL), mientras que los n-3, están conformados por ácido eicosapentanoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA).      El uso de AGE, en la dieta del perro, ayuda a prevenir enfermedades inflamatorias, así como a controlarlas cuando son diagnosticadas. La serie de n-3 inhibe el proceso inflamatorio de la producción de prostaglandinas (PG) E2, E1, tromboxanos TXA2 y leucotrienos LTB4 y ácidos grasos hidroxilados, provenientes del AA. Los n-3 fungen como antioxidantes ante la presencia de los ácidos grasos hidroxilados.

Palabras clave: Ácidos grasos esenciales, Omega 3, DHA,EPA , Omega 6, AGL, AA, beneficios, inflamación, lípidos, PG.

 

Abstract

Studies show that consumption of Essential Fatty Acids (EFA) in dog’s diet, is decisive for maintaining good health. As the name suggests, the EFA should be supplemented in food, since the body itself can’t only synthesize them.  The n-6 series is derived arachidonic acid (AA) and Gamma Linoleic (AGL), while the n-3, are formed by Eicosapentaenoic Acid (EPA) and Docosahexaenoic acid (DHA). The use of EFA in diet of the dog, helps to prevent inflammatory diseases, as well as control them. The series of n-3 inhibits the inflammatory process of the production of prostaglandin (PG) E2, E1, TXA2 thromboxanes and leukotrienes LTB4 and hydroxylated fatty acids, from the AA. The n-3 acting as antioxidants in the presence of the hydroxylated fatty acids.

Key words: Essential Fatty Acids, Omega 3, DHA, EPA, Omega 6, AGL, AA, benefits, inflammation, lipids, PG.  

Introducción

La grasa es indispensable dentro de la dieta del animal, ya que entre otras funciones, es el nutriente que aporta la mayor energía concentrada, suministra ácidos grasos esenciales (AGE) y es responsable del transporte de vitaminas liposolubles.  Así mismo, es muy importante para la palatabilidad y textura del alimento para perros.1-4

 

Los ácidos grasos (AG), es la unidad fundamental de la mayoría de los lípidos, los cuales se caracterizan por el número de átomos de carbono que los conforman además de poder ser sintetizados por el organismo. Los ácidos grasos esenciales (AGE)  son moléculas de lípidos que pertenecen a la familia de poliinsaturados, y son llamados así debido a que no pueden ser sintetizados por el organismo del animal, por lo que deben ser consumidos en la dieta. Se clasifican y caracterizan de acuerdo al número y posición de enlaces dobles que poseen en su estructura. Existen AGE monoinsaturados y poliinsaturados. Se les denomina así debido a que no se encuentran repletos de átomos de hidrógeno, teniendo uno o más enlaces dobles entre cada una de sus unidades de carbono.1,2,4,5

1/1

Ácidos grasos Omega 6 (n-6)

Desarrollo.

Se les denomina así, debido al carbono 6, lugar donde se encuentra su doble enlace. Son indispensables, a nivel biológico, al sintetizar prostaglandinas (PG) proinflamatorias y en reproducción. Mantienen la calidad y buena salud en piel y pelo, siendo los número uno para síntesis de membranas celulares. Por lo que se recomienda para pacientes con sequedad cutánea, seborrea o xerosis. Los n-6 provienen de un AGE llamado linoleico; conformado por 18 átomos de carbono y 2 enlaces químicos dobles, dando origen a otros dos importantes ácidos:1-4,6,7

 

• Ácido gamma-linolénico (AGL): Está presente en problemas inflamatorios y alteraciones dermatológicas; ayudan en la regeneración celular (suavidad, elasticidad), por lo que una deficiencia de éste, podría causar pelo crespo, mate y  seco; piel sensible a deshidratación e infecciones cutáneas.1,2,7

 

• Ácido araquidónico (AA): Componente fosfolipídico de la membrana celular. Tiene como función principal, la producción de prostaglandinas y leucotrienos, participando en la respuesta inflamatoria; así mismo, permite la integridad estructural de la membrana mitocondrial.1,2,7

 

Ácidos grasos Omega 3 (n-3)

Estos ácidos grasos incrementan la producción de prostaglandinas tipo 1 e inhiben la producción de PG tipo 2, por lo que son de efecto antiinflamatorio. Provienen del ácido alfa-linolénico (AAL). Son cadenas muy  largas de átomos de carbono; su estructura está conformada por 18 átomos de carbono y 3 enlaces químicos dobles. A partir de este grupo, se derivan dos ácidos grasos de cadena larga:1,2,4,6,7

 

• Ácido docosahexaenoico (DHA). Es uno de los más importantes para las funciones visuales y neurológicas, ya que conforman las membranas de las células cerebrales y tejidos nerviosos, como (retina); es por ello, que el cerebro es el órgano con mayor cantidad de DHA. A nivel terapéutico, es utilizado para cachorros en entrenamiento, y para perros adultos con alto rendimiento, edad avanzada, problemas dermatológicos y enfermedades inflamatorias como: artritis, prurito e insuficiencia renal crónica.1,2,7  

 

• Ácido eicosapentaenoico (EPA): Posee propiedades antiinflamatorias y coagulativas, lo que ayuda en el mantenimiento del sistema inmunológico, nervioso y cardiovascular.1,2,7

 

De acuerdo con la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), menciona que los (n-3) son benéficos para la salud, debido a que intervienen en el retardo de la progresión de tumores, principalmente, disminuye los signos asociados a osteoartritis, displasia de cadera y artritis pélvica; además de ayudar en la protección, desarrollo y mantenimiento de funciones: cardíacas, cerebrales y renales. Los factores más comunes que alteran las moléculas de los ácidos grasos, modificando  su estructura son: oxígeno, calor y luz.1,2,4

 

Los ácidos grasos insaturados, llevan a cabo funciones esenciales y específicas que el organismo, por sí solo, no puede sintetizar, como el metabolismo energético, estructural e intercambio de oxígeno entre células; permitiendo que conserven la fluidez de la membrana y, por consiguiente, la vida;  generando elasticidad y flexibilidad en la piel. Los n-3 suministrados brindan una mejor calidad y apariencia en piel y pelo; así mismo, refuerza los sistemas inmune, nervioso, cardiovascular y metabólico, mejorando los resultados deportivos y la oxigenación cerebral (en el caso de los animales de edad avanzada), mientras que mejoran la capacidad de aprendizaje de los animales jóvenes. Así mismo,  reduce problemas dermatológicos, como alergias y prurito; debido a que actúan como antioxidantes; previene problemas urinarios, ya que perros con insuficiencia renal, controlan mejor el dolor, debido a su función antiinflamatoria, que inhibe la síntesis de ciertos mediadores químicos de la inflamación, desinflamando los órganos dañados. El EPA y el DHA, presentes en la leche materna. 

Son indispensables para el desarrollo cerebral y retiniano de los embriones y fetos; la madurez del sistema nervioso del animal joven será tan importante, como lo sea la concentración de DHA en la leche materna.1-4,6-8

 

Mecanismo antiinflamatorio de los age

Quizá el beneficio mejor conocido aportado por los ácidos grasos esenciales, sea su papel durante el proceso inflamatorio, tanto n-3 como n-6, son metabolizadas en diferentes familias de eicosanoides. 

 

La cantidad y tipo de eicosanoides sintetizados en la membrana celular, depende de la habilidad y tipo de AG que salga de la membrana celular, así como de la presencia de dos enzimas (cicloxigenasa y lipoxigenasa). Los n-6, producen dos series de prostaglandinas, cuatro series de leucotrienos, ácido hidroxiecosatetraneico y tromboxanos A2. Mientras que los n-3, especialmente EPA, producen mediadores que ayudan a contrarrestar la inflamación. La familia n-3 produce tres series de PG, cinco series de leucotrienos, ácido hidroxiecosapentanoico y tromboxano A3. Es por ello, cuando la célula está dañada, se libera AA de la membrana celular, causando inflamación y prurito, que se verá reflejado en la piel del perro. Para contrarrestar este proceso, se libera la familia de omegas 3 que inhiben la producción COX1 y COX 2, las cuales en el proceso inflamatorio, se encargan de producir PG: E2, E1, tromboxanos TXA2 y leucotrienos LTB4 y ácidos grasoshidroxilados, fungiendo los n-3 en éstos últimos como antioxidantes. 2,4,5-7

 

Ingredientes que aportan ácidos grasos esenciales

Ácidos Grasos Omega 6:  

  • Aceites vegetales, como: aceite de borraja, el de onagra y el de las semillas de la grosella negra, podemos encontrar AGL. Grasas animales muy insaturadas (cerdo y ave).7

Ácidos grasos omega 3:

  • Aceites de pescados azules. Para AAL, EPA y DHA: lino, soya y alimentos de origen marino: fitoplancton y algas unicelulares1-3,7.

 

Uso terapéutico de los age

La osteoartritis (OA), es una de las patologías ortopédicas más comunes. Es una enfermedad compleja y progresiva de las articulaciones sinoviales, que se caracteriza por la degeneración irreversible del cartílago articular y por la formación de hueso nuevo, en los márgenes articulares. La causa de OA puede ser primaria, que está asociada a la edad (perros mayores a cinco años) y la secundaria, debido a problemas como displasia de cadera, codo o traumatismos, sobrepeso.5

 

El tratamiento conservador consiste en el uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINES) opioides como: tramadol o corticoides y condroprotectores. En algunos casos, un procedimiento quirúrgico corrige la causa subyacente de la OA o bien, un cambio de alimentación para mantener el peso adecuado y una rehabilitación (fisioterapia) a base de hidroterapia y paseos ligeros.5,9,10

 

Un tratamiento acorde para esta osteopatología será aquel que favorezca la regeneración de la matriz del cartílago y que además disminuya la inflamación presente. Es por ello, que podemos incluir  a la familia n-3 (EPA Y DHA), condroprotectores como glucosamina y condroitina, que, al combinarse, producen un efecto sinérgico, aportando precursores de cartílago articular y antioxidantes: vitaminas (C y E), B-caroteno, selenio y zinc, que reducen la lesión oxidativa acumulada. Al aumentar los niveles de n-3 es posible alterar los lípidos de membrana y, como consecuencia, las respuestas inflamatorias. Se aconseja suplementar estos alimentos con aceite de pescado, rico en EPA y también en DHA;  cabe mencionar, que las dietas se deben manejar cuidadosamente, debido a que el aceite de pescado, brinda al animal grasas y calorías, por lo que si no se dosifica con precaución, puede causar sobrepeso9. 

 

La dosis recomendada de EPA +DHA en perros con OA según Baurer, en su revisión del 2011 y de acuerdo con Cecilia Villaverde, es de 310 mg/kg  elevado a 0.7510. 

 

Para AAL, de acuerdo a la literatura consultada en Canine and feline Nutrition,dosis que se recomienda es de 0.044% de Materia Seca y 0.09 % de Energía Metbólica. Basándonos con la NRC, los requerimientos de LA (n-6) deben de oscilar entre el 2 al 3% de la energía metabólica o bien, en perros en crecimiento 200 mg y en adultos 540 mg.

 

Conclusión

En ocasiones, en el alimento para perro, no se suministran las cantidades requeridas de AGE, haciendo susceptible a su organismo de padecer enfermedades degenerativas o problemas de salud, como: piel irritada, infecciones cutáneas, inflamación de las articulaciones, pérdida de la agudeza mental; donde los primeros signos, aparecen entre los dos y tres meses de un consumo insuficiente de alimento. Es vital que el alimento de los caninos, esté provisto de AGE, por los beneficios que ofrecen al organismo, por ser componentes esenciales de la membrana celular, manteniendo la salud e integridad de tejido epitelial del cuerpo; además de ser nutrientes naturales que ayudan a contrarrestar enfermedades, supliendo a fármacos que en un consumo alto, producen daños al hígado y riñón. 

Bibliografía

 

  1. Jacobs Jocelyn, Performance Dog Nutrition (Optimize Performance with Nutrition) USA; 2005.

  2. Case, Daristotle, Hayek, Raassch. Nutritionally Responsive Dermatoses. Canine and Feline Nutrition. A Resource for Companion Animal Professionals. Tercera Edición. Elsevier Mosby pp 388-394. 2011. 

  3. Desachy  Florence. La alimentación del perro. S/E. Barcelona: Editorial De Vecchi; 2006

  4. Crespo  N., Baucells Mª.D. Ácidoss grasos esenciales en el perro: aplicaciones clínicas. A.V.E.P.A, 1997; 3 (17): 187-192

  5. D. L. Palmquist. O mega-3 Fatty Acids in Metabolism, Health, and Nutrition and for Modified Animal Product Foods. The Professional Animal Scientist .2009;25 

  6. Sancho Forrellad Pedro Javier, Aspectos terapéuticos de los ácidos grasos poliinsaturados. Aplicaciones en dermatología. A.V.E.P.A., 2004; 21(1): 18-27.

  7. Jennifer L. Garcia, DVM, DACVIM. Journal Scan: Omega-3 fatty acids: How much is too much?. VETERINARY MEDICINE.2013;

  8. Lenox CE, Bauer JE. Potential adverse effects of omega-3 fatty acids in dogs and cats. J Vet Intern Med 2013;27:217-226.

  9. Schoenherr W. D., Ácidos grasos y tratamiento dietético de la artrosis canina basado en la evidencia. A.V.E.P.A., 2007; 27 (2): 139-144

  10. Villaverde Cecilia. Manejo nutricional de la osteoartritis en perros obesos.

Revista Especializada en Clínica de Pequeñas Especies

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube

® Arterial S.A. de C.V. 2020