Boletín de Cardiología:

Características de la supervivencia de 50 perros con insuficiencia cardiaca congestiva derivada de enfermedad valvular mitral degenerativa, tratados con polifarmacoterapia gradual*

Presentado en el Congreso ACVIM en Montreal, en junio de 2009 - Resumido en: Dierenartsenwereld #101, septiembre de 2009

La insuficiencia cardiaca congestiva (ICC) secundaria a enfermedad valvular mitral degenerativa (EVMD) es la causa más común de muerte por razones cardiacas en perros. Los datos de supervivencia disponibles generados en estudios comparativos nos han proporcionado información pertinente, pero no reflejan lo que sucede en la práctica especializada.

Resumen

Hoy en día, la mayoría de los cardiólogos/especialistas están convencidos de que el tratamiento ideal para este padecimiento es furosemida, un inhibidor de la Enzima Convertidora de la Angiotensina ( ECA) y un inodilatador. Sin embargo, existe escasa evidencia disponible que lo soporte. Además, en medicina humana, el impacto del seguimiento del especialista de los pacientes cardiacos en el entorno ambulatorio está claramente demostrado en numerosos estudios clínicos. No obstante, no existen datos similares disponibles en medicina veterinaria. El propósito de este estudio fue definir las características de supervivencia de una población de perros diagnosticados con ICC derivada de EVMD y tratada con polifarmacoterapia gradual (Inhibidor de Enzima Convertasa Angiotensina (IECA) y furosemida primero y posteriormente pimobendan y otros tratamientos cardiacos), con seguimiento riguroso por parte de un especialista/cardiólogo.

Estudio retrospectivo. Los datos de los pacientes se derivan de la base de datos del autor. Fármacos a.o. prescritos: pimobendan (Vetmedin®, Boehringer Ingelheim), enalapril (e.g. Enacard®, Merial), benazepril (e.g. Fortekor®, Novartis) and ramipril (e.g. Vasotop®, MSD).

Los expedientes médicos de todos los pacientes diagnosticados, en una clínica de referencia, con ICC secundaria a EVMD, tratados con cuando menos el tratamiento triple (IECA, furosemida e inodilatador) que recibieron seguimiento por el mismo especialista, fueron evaluados en este estudio retrospectivo. Todos los perros con otros padecimientos médicos que podrían afectar la supervivencia fueron excluidos del análisis. Los animales fueron subdivididos en los que presentaron muerte cardiaca (natural o eutanasia) y aquellos con una causa de muerte no cardiaca o que aún vivían al momento del análisis estadístico (censurados).

 

Cincuenta perros diagnosticados entre febrero de 2003 y abril de 2008 fueron elegibles para el estudio (n=50). Las razas más comunes fueron Bichones (8), Cavalier King Charles Spaniels (6) y Chihuahuas (4). Veintiséis perros eran machos (9 castrados) y 24 eran hembras (15 esterilizadas). Once perros tenían menos de 10 años de edad al momento de ser diagnosticados con ICC. Nueve perros pesaban más de 20 kg. Setenta y ocho por ciento de los perros padecían además Enfermedad Valvular Tricúspide Degenerativa (EVTD), 54% desarrollaron hipertensión arterial pulmonar (HAP) en algún momento, 44% ruptura de cuerda (RC) y 18% desarrollaron fibrilación auricular (FA).

 

La curva de supervivencia de Kaplan-Meier para toda la población indicó un tiempo de supervivencia promedio de 704 días (IC 95% 576 - 1141 días). Los perros menores de 10 años de edad al momento del diagnóstico de ICC (405d) tuvieron un tiempo de supervivencia diferente estadísticamente significativo (p=0.041) en comparación con los mayores de 10 años (728d). El tiempo de supervivencia promedio para los perros que desarrollaron fibrilación auricular fue significativamente más corto (576d) que el de aquellos que no desarrollaron este padecimiento (823d), pero no fue estadísticamente significativo (p=0.081). El género, peso corporal, la presencia de EVTD, el desarrollo de HAP o padecer RC no tuvo un impacto estadísticamente significativo en el tiempo de supervivencia.

 

Este estudio sugiere que la polifarmacoterapia gradual, basada en un diagnóstico correcto e iniciada después del desarrollo de insuficiencia cardiaca congestiva demostrada radiográficamente, monitoreada cuidadosamente, y adaptada a los requerimientos individuales del paciente por un veterinario experimentado, mejora la supervivencia en los perros con ICC debido a EVMD.

Artboard 1.png

N. Van Israël,

European Specialist™ Veterinary Cardiology, 

Animal CardioPulmonary Consultancy 

(ACAPULCO), Stavelot, Belgium

Revista Especializada en Clínica de Pequeñas Especies

Contáctenos