Evaluación de Canis Fullspot en perros con Ctenocephalides canis. 

 
 
PALABRAS CLAVE > pulgas > perros > tratamiento > eficacia      

Paulina Noyola Rodríguez,  César Javier Isasmendi Cortés, Benjamín Sandoval Bonilla

1 Centro Veterinario Puebla. Calzada Zavaleta 115 – Santa Cruz Buenavista, 72154, Puebla. Calzada Zavaleta 115 – Loc.1, Santa Cruz Buenavista 72154, Puebla.

paulina.noyola@gmail.com

Labyes.png

Resumen

Ctenocephalides canis es un ectoparásito con riesgo para la salud pública, en transmisión de enfermedades. El objetivo de este trabajo, es evaluar la eficacia de imidacloprid, moxidectina y praziquantel (Canis Fullspot, Labyes) transdérmico como tratamiento para Ctenocephalides canis.  Se realizó estudio en 5 pacientes caninos.  Se usó tratamiento con una sola dosis de Imidacloprid, moxidectina y praziquantel transdérmico (Canis Fullspot, Labyes). Se evaluaron los días 1, 8, 15 y 30. 

Introducción

El compromiso inmunitario en pacientes caninos es un nicho de oportunidades para el desarrollo de endoparásitos y ectoparásitos con riesgo zoonótico. Ctenocephalides canis se ha adaptado a diferentes hospederos, lo que tiene como resultado, ser uno de los géneros más estudiados junto con Ctenocephalides felis. Los signos asociados a estos ectoparásitos corresponden a: pérdida de sangre, hipersensibilidad y transmisión de bacterias como: Micoplasma spp., Borrelia spp., Bartonella spp., Anaplasma spp.; o bien parásitos como: Dipylidium caninum, el ciclo biológico consta de: huevo, tres estadios larvales, pupa y adulto, abarcando su metamorfosis alrededor de tres semanas; cabe destacar que el desarrollo del ciclo completo, puede verse alterado de acuerdo a las condiciones geográficas, siendo más vulnerable a las temperaturas. Debido a que las hembras pueden colocar alrededor de 300 a 400 huevos en el suelo, alfombras, camas, muebles, etcétera, se asocia mayor riesgo de infestación en pacientes con inmunosupresión, desnutrición y parasitosis. Por lo tanto, el objetivo de este reporte es evaluar la eficacia de imidacloprid, moxidectina y praziquantel (Canis Fullspot, Labyes) transdérmico, como tratamiento para ectoparásitos (Ctenocephalides canis) en perros.

Labyes.png

Materiales y Métodos

El estudio se desarrolló en Centro Veterinario Puebla, Puebla, México. Se presentaron a consulta 5 pacientes caninos, 3 hembras y 2 machos de dos meses de edad, raza mestiza, con historia clínica de adopción y ausencia de vacunación; sólo 2 hembras y dos machos, presentando heces pastosas con ligera presencia de moco y prurito 6 de 10 escala analógica visual. Se llevaron a cabo biometrías, sin presentar cambios de relevancia clínica. Al examen macroscópico, hubo abundantes excretas de pulga en dorso, base de la cola y parte caudal de las orejas, con presencia del ectoparásito vivo; sólo un paciente, manifestó excretas a nivel facial (belfos, región nasal y periocular) (Figura 1 y 2). A través de microscopía directa del ectoparásito, se confirmó género Ctenocephalides canis; con técnica directa y flotación de heces, se confirmó en un macho, se identificaron en excretas, nematodos correspondientes al género (Toxocara spp).  Se inició tratamiento con una sola dosis de Imidacloprid 10,0 g (10-35 mg/kg) moxidectina 3,5 g (2.5 mg/kg), praziquantel 10,0 g (25-50 mg/kg), transdérmico, Canis Fullspot, Labyes). Se monitorearon los días 1, 8, 15 y 30 posterior al tratamiento.

labyes 3-1.png

Foto 1. Abundantes excretas del género Ctenocephalides canis.

Foto 2. Se requiere separar el pelo para la identificación del ectoparásito y excretas.

Resultados

Sólo se requiere del uso de una ampolleta de Canis Fullspot, Labyes, para control ectoparasiticida, teniendo resultados negativos en las primeras 48 hrs. El día 1, todos los pacientes fueron positivos a excretas y ectoparásitos. Los días 8, 15 y 30, ningún paciente mostró Ctenocephalides canis; la escala análoga de prurito, mejoró a partir de las primeras 24 horas post aplicación; llegando a nivel 0 durante el lapso de 30 días. La consistencia de las heces mejoró y se observó ganancia de peso en los 5 pacientes de un 30 a 50 % respecto al peso inicial. Todos los perros fueron bañados a los 15 días, sin mostrar cambios en la eficacia de la pipeta; desde el día 1 se realizó a través de cepillo - peine retiro de las excretas. No se observaron reacciones adversas.

 

Discusión

Con base a los hallazgos morfológicos y descritos por Pulido-Villamarín, et al.,2016, se confirma Ctenocephalides canis a través de la microscopía del ectoparásito. Como menciona Plumb en el 2010, cuando se usa el imidacloprid de forma tópica, éste, se incorpora a la capa lipídica de la piel y se extiende sobre la superficie del cuerpo, evitando así, su toxicidad vía sistémica; siendo hasta el momento, seguro en su aplicación, al validar su uso en cachorros de dos meses de edad en este estudio. Así mismo, Gallejo 2019, reporta que la moxidectina, posteriormente a su absorción por la piel, se distribuye por vía sistémica, eliminándose lentamente del plasma. Estudios reportados confirman que las moléculas, no se ven alteradas con el contacto con el agua, si se respeta un periodo de 48hrs post aplicación.

 

Conclusión

Se requiere una sola dosis de Canis Full Spot, Labyes, para control pulgas y Toxocara, siendo un producto seguro en cachorros

Referencias

 

1. Gallejo Mejía, N. (2019). Actualización bibliográfica de los principios activos Imidacloprid, permetrina, moxidectina, spinosad, afoxolaner, sarolaner y fluralaner presentes en antiparásitos pour on y tabletas orales para caninos. Bogotá: Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales, 2019.

2. Plumb, D. C., Pharm D. (2010). Manual de farmacología veterinaria, sexta edición/Plumb's veterinary drug handbook, sixth edition.

3. Pulido-Villamarín, A. D. P., Castañeda-Salazar, R., Ibarra-Ávila, H., Gómez Méndez, L. D., & Barbosa-Buitrago, A. M. (2016). Microscopia y principales características morfológicas de algunos ectoparásitos de interés veterinario. Revista de Investigaciones Veterinarias del Perú, 27(1), 91-113.

4. Zapata, R. (2012). Artrópodos como ectoparásitos y vectores de microorganismos relacionados con el proceso de infección–salud-enfermedad en animales de producción, animales de compañía y humanos. Hechos Microbiológicos, 3(1), 63-66.