Evaluación clínica de la eficacia de iones de plata y gluconato de clorhexidina (septi wond) en perros con pioderma. 

PALABRAS CLAVE >  Septi Wond > Iones de Plata > clorhexidina > antiséptico > pioderma > dermatología > Staphylococcus

Alberto Martín Cordero

Dermatología Veterinaria Especializada

vetderm25@gmail.com

Galia Sheinberg Waisburda, Camilo Romero Núñeza

Dermatología Especializada, Centro Veterinario México

dermacvmcamilo@gmail.com

Mariela González Guzmán

Clínica Veterinaria Animalia

vetanimalia12@gmail.com

1.png

Introducción

El pioderma superficial canino es una condición común y frecuentemente recurrente en los perros, Staphylococcus pseudintermedius es el organismo causante de esta patología en la mayoría de los pacientes (Bäumer et al., 2017), se puede asociar con una interacción entre factores genéticos, ambientales e inmunológicos (Bajwa, 2016). La mayoría de los casos de pioderma estafilocócica ocurren como consecuencia de una causa subyacente (DeBoer, 1990). Estas infecciones, generalmente varían en gravedad según la profundidad de la infección, la ubicación en el cuerpo, la extensión de la superficie corporal involucrada, el estado de salud general del perro y cualquier enfermedad de la piel (Hill et al., 2006). El aumento de la resistencia a los antibióticos representa un desafío cada vez más complejo para los veterinarios, de ahí la importancia de utilizar tratamientos tópicos (Bond et al., 2012; Bäumer et al. 2020).

 

Las terapias tópicas con desinfectantes son a menudo suficientes para tratar infecciones cutáneas superficiales (Layne, 2019). El Gluconato de Clorhexidina es una sal de clorhexidina y ácido glucónico, la clorhexidina es una bisbiguanida catiónica, que tiene afinidad por la pared celular de los microorganismos y mantiene una actividad antibacteriana de amplio espectro, siendo activa frente a microorganismos (Gram+ y Gram-), así como levaduras, dermatofitos y algunos virus. La plata ha sido utilizada por la humanidad desde la antigüedad, debido a su efecto antimicrobiano, son bien conocidos por su fuerte efecto biocida de amplio espectro, en más de 16 especies de bacterias. 

 

A diferencia de los antibióticos convencionales, las bacterias no pueden desarrollar resistencia fácilmente contra la plata, ya que tiene múltiples objetivos como biocida: la destrucción de la pared celular bacteriana, la desestabilización de las proteínas de la pared celular, el bloqueo de replicación del ADN e inactivación de las enzimas vitales de los sistemas respiratorios bacterianos (Mueller et al., 2008). Este estudio tuvo como objetivo medir la eficacia de una espuma antiséptica con iones de plata 0.35 PPM y clorhexidina 4% en piodermas superficiales en perros.

Pioderma

El término pioderma se refiere a la infección bacteriana de la piel, la cual se presenta de diversas formas, dependiendo de factores como: cronicidad, profundidad de la lesión, tipo de pelaje, etc. es una de las causas más comunes de enfermedad cutánea en perros, siendo mucho menos frecuente en gatos (Yotti, 2010). Los motivos por los cuales la especie canina presenta una mayor predisposición a esta dermatopatía incluyen una epidermis más delgada, escasez de lípidos intercelulares, falta de un tapón de queratina, sebo en el infundíbulo folicular y un pH cutáneo más alcalino. Aunque existen factores de riesgo como procesos alérgicos, endocrinopatías, demodicosis, trauma, entre otros, puede encontrarse también un porcentaje importante de causas idiopáticas (Bell, 2014).

 

El agente etiológico observado con mayor frecuencia en el pioderma canino es el Staphylococcus pseudointermedius, clasificado como nueva especie en 2005 (Roldán, 2015). Esta bacteria está presente en uniones mucocutáneas de nariz, boca y zona perianal de caninos clínicamente normales, y puede hallarse en proporciones variables en la superficie cutánea, particularmente en zonas húmedas como mentón o espacios interdigitales (Yotti, 2010). La gran mayoría de los piodermas en el perro son secundarios a una patología primaria, por lo tanto, si no se diagnostica correctamente la causa, el tratamiento no va a impedir las recidivas, los piodermas se clasifican según su profundidad en pseudopioderma, pioderma superficial y pioderma profundo (Roldán, 2015).  De esta clasificación depende la gravedad del cuadro y por ende su pronóstico y tratamiento.

Metodología

Para el presente reporte se seleccionaron 30 perros con pioderma, los dueños firmaron un consentimiento informado y un acuerdo de cooperación y cumplimento de las citas, fueron 18 machos y 12 hembras, con edades de 3 meses a 8 años con promedio de 2.7 (±1.7) años, con la siguiente distribución de razas; 2 Boxer, 5 Bulldog inglés, 2 Bulldog francés, 1 Cobrador, 1 Cocker, 1 Dogo de burdeos, 7 Mestizos, 3 Pitbull, 2 Poodle, 4 Schnauzer y 2 Xoloitzcuintle. 

 

Durante las evaluaciones los pacientes no recibieron tratamiento tópico o sistémico distinto a SEPTI WOND (Figura 1). Se prescribió la aplicación tópica de gluconato de clorhexidina 4% y plata 0.35 PPM (SEPTI WOND, Antisépticos de México®), 3 veces por semana, por dos semanas, sin enjuagar, en las zonas afectadas. Se realizaron evaluaciones a los días 1, 7 y 15. La evaluación consistió en la realización de citología en las zonas afectadas para evaluar presencia de leucocitos polimorfonucleares (PMN), presencia de bacterias (cocos) intracelulares (CI), extracelulares (CE) y levaduras, las evaluaciones se hicieron todos los días de registro en las mismas zonas, la toma de la muestra fue por impronta, se realizaron evaluaciones citológicas y evaluaciones según Udenberg et al. (2014).

Pioderma 2.png

Análisis estadístico 

Los datos se analizaron mediante la prueba de Wilcoxon debido a que se trata de muestras relacionadas para la comparación entre el día 1 y las mediciones de los días 7 y 15, con un alfa de 0.05, también se realizó el análisis mediante la prueba de rangos de Wilcoxon (pareado) para determinar si existe diferencia entre días de cada variable con un alfa de 0.05, utilizando el software estadístico JMP 0.8.

Resultados

Se realizó la comparación de los valores del día 1 del experimento contra las evaluaciones de los días 7 y 15 como se observa en el Cuadro 1, para la variable PMN se encontró diferencia altamente significativa entre el valor inicial y la media de los días 7 y 15, mostrando una disminución de los valores, la media de cocos IC iniciales no presentaron diferencia estadística con el día 7 y si presento diferencia significativa entre el día 1 y 15 mostrando reducción en la media en este intervalo, los cocos EC presentaron diferencia altamente significativa al comparar los datos iniciales contra los días posteriores al tratamiento, observándose disminución en la presencia desde el día 1 hasta el día 15, el número de levaduras presentes en los pacientes si tuvieron diferencia entre el inicio, el día 7 y 15, disminuyendo los valores como se muestra en el Cuadro 1.

Pioderma3.png

En el Cuadro 2 se muestra la comparación entre evaluaciones de cada variable, encontrando que para PMN los valores disminuyeron, prestando diferencia significativa entre los días 1 al 7 y del 7 al 15, la presencia de cocos IC no presentó diferencia entre ninguna de las evaluaciones, lo que indica que estos se mantuvieron constantes en los pacientes, por el contrario, la presencia de cocos EC presentaron diferencia altamente significativa entre los días 1 al 7, del 7 al 15, las levaduras disminuyeron significativamente del día 1 al 7 y del 7 al 15.

Pioderma4.png

Discusión 

Los resultados del presente estudio han demostrado la eficacia del shampoo en seco tópico con clorhexidina al 4% y plata (SEPTI WOND@), en la resolución de pioderma superficial canino, sin tratamientos antimicrobianos sistémicos. Las concentraciones de clorhexidina del 1 al 4% son eficaces contra Staphylococcus spp. y otras bacterias (Kwochka et al., 1991; Evans et al., 2009; Lloyd et al., 1999). La plata es un nanoagente antibacteriano explorado debido a su amplio espectro, ya que posee propiedades antimicrobianas contra diversas bacterias, virus y hongos (Tang y Zheng, 2018). Esta investigación mostró que el tratamiento con SEPTI WOND@ tienen beneficios clínicos y citológicos a la primera y segunda semana de tratamiento, mostrando diferencia con los descritos por Borio et al. (2015), que indica que el pioderma superficial canino requiere 4 semanas de tratamiento con clorhexidina tópica, se han demostrado que el uso de clorhexidina es tan eficaz como la terapia antimicrobiana sistémica con amoxicilina-ácido clavulánico (Borio et al. 2015). La plata demostró propiedades contra diversas bacterias, virus y hongos, y también se demostró que es funcional contra el pioderma canino de acuerdo con Nolff et al. (2018), ya que en su estudio demostró eficacia en promedio de 14,2 días en las heridas mostrando diferencias en el día 3, 6 y 9 con una reducción significativa además de mostrar una menor progresión de infección local. Por lo tanto, los productos tópicos como SEPTI WOND@ ofrecen una alternativa segura con una eficacia desdés el día 1 al 15, siendo una opción para reducir el uso de antibióticos para evitar la resistencia a medicamentos, así como ofrecer alternativas para el tratamiento polimodal de los piodermas caninos. 

Conclusiónes

El uso de SEPTI WOND@ (Gluconato de clorhexidina 4% y plata 0.35 PPM, Antisépticos de México), usado tres veces por semana por dos semana, sin otro tratamiento tópico o sistémico redujo el número de células polimorfonucleares, bacterias y levaduras, en evaluaciones citológicas los días 7 y 15 pos-tratamiento, siendo una opción para el tratamiento de piodermas superficiales en perros, sin dejar de considerar que el manejo de piodermas en perros es multimodal, requiriendo la identificación y corrección de la causa primaria para evitar y prevenir la recurrencia.

Referencias​​

1. Bajwa J. Pioderma superficial canina y consideraciones terapéuticas. Can. J. Vet. Res. 2016; 57(2): 204-206.

 

2. Bäumer W, Bizikova P, Jacob M. Establishing a canine superficial pyoderma model. J Appl Microbiol. 2017;122(2):331–337.

 

3. Bäumer W, Jacobs M, Tamamoto-Mochizuki C. Efficacy study of a topical treatment with a plant extract with antibiofilm activities using an in vivo model of canine superficial pyoderma. Vet Dermatol. 2020;31(2):86–89. 

 

4. Bell A. Antibiotics, Staphlococci and canine pyoderma. Official Newsletter of the NZVA Food Safety, Animal Welfare & Biosecurity branch 2014; 17: 7-10.

 

5. Bond R, Loeffler A. What's happened to Staphylococcus intermedius? Taxonomic revisión and emergence of multi-drug resistance. J Small Anim Pract. 2012; 53(3): 147–154.

 

6. Borio S, Colombo S, La Rosa G, De Lucia M, Damborg P, Guardabassi L. Effectiveness of a combined (4% chlorhexidine digluconate shampoo and solution) protocol in MRS and non-MRS canine superficial pyoderma: a randomized, blinded, antibiotic-controlled study. Vet Dermatol. 2015; (5):339-44, e72. 

 

7. Cardiergues CM. Resolución de un pioderma superficial con una espuma con fitoesfingosina, clorhexidina y clinbazol. 2018; https://www.portalveterinaria.com/animales-de compania/articulos.html

 

8. DeBoer DJ. Strategies for management of recurrent pyoderma in dogs. Vet Clin North Am Small Anim Pract. 1990; 20(6):1509

 

9. Evans LK, Knowles TG, Werrett G. The efficacy of chlorhexidine gluconate in canine skin preparation – practice survey and clinical trials. J Small Anim Pract 2009; 50: 458–465

 

10. González J. L, Bravo A, Peña MB. Eficacia terapéutica del orbifloxacino (Orbaxs) en el tratamiento de la pioderma canina: un estudio clínico abierto. Clin. Vet. Peq. Anim 2006; 26(1): 9-12.

11. Hill PB, Lo A, Eden CAN, Huntley S, Morey V, Ramsey S, Richardson C, Smith DJ, Sutton C, Taylor MD, Thorpe E, Tidmarsh R, Williams V. Survey of the prevalence, diagnosis and treatment of dermatological conditions in small animals in general practice. Vet Rec 2006; 158 (16): 533-539.  

 

12. Kwochka KW, Kowalski JJ. Prophylactic efficacy of four antibacterial shampoos against Staphylococcus intermedius in dogs. Am J Vet Res 1991; 52: 115–118.

 

13. Layne EA. Can pyoderma in dogs be treated with fewer antibiotics? Vet Rec. 2019; 184(24):736-738.

 

14. Lloyd DH, Lampert AI. Activity of chlorhexidine shampoos in vitro against Staphylococcus intermedius, Pseudomonas aeruginosa and Malassezia pachydermatis. Vet Rec 1999; 144: 536–537.

 

15. Mueller, R. Topical dermatological therapy. In: Maddison, J.E.; Page, S.W.; Church, D.B. Textbook of Small Animal Clinical Pharmacology. 2008, 2nd Ed W.B. Saunders Elsevier Company Philadelphia pp 546-556

 

16. Nolff MC, Albert R, Reese S, Meyer-Lindenberg A. Comparison of Negative Pressure Wound Therapy and Silver-Coated Foam Dressings in Open Wound Treatment in Dogs: A Prospective Controlled Clinical Trial. Vet Comp Orthop Traumatol. 2018 Jul;31(4):229-238

 

17. Rejas LJ. Dermatología veterinaria casos clínicos. Universidad de León. 2004. http://dermatologiaveterinaria.unileon.es/casos_clinicos/caso_18_respuesta.htm

 

18. Roldán W. Pioderma Canino. Referencias para consultorio MV. 2015; 40 – 03.

 

19. Tang S, Zheng J. Antibacterial Activity of Silver Nanoparticles: Structural Effects. Adv Healthc Mater. 2018; (13): e1701503. 

 

20. Udenberg TJ, Griffin CE, Rosenkrantz WS, Ghubash RM, Angus JC, Polissar NL, Neradilek MB. Reproducibility of a quantitative cutaneous cytological technique. Vet Dermatol. 2014;25(5):435-e67

 

21. Yotti, C. Novedades en el diagnóstico y tratamiento de la pioderma canina. Profesión veterinaria, ISSN 2253-7244 2008; 16 (68):12-15