¿Es tan simple el Sistema renina angiotensina aldosterona?

PALABRAS CLAVE >  SRAA > cardiología veterinaria > renina > angiotensina
> aldosterona > presión arterial > falla cardiaca

Carlos J. Mucha (¹), Alejandro Reynoso (²)

(¹) MV; MSc. Práctica Privada en Cardiología- Argentina

(²) MVZ; PhD. Universidad Autónoma de Puebla- Mexico.

Holliday.png
Holliday.png

Casi con certeza todos contestaríamos que en esa cascada (Fig. 1), la activación de la Angiotensina II (AGII) provoca una potente vasoconstricción y favorece la liberación de Aldosterona. Una respuesta clara y concreta ante el enunciado planteado.

Pero, ¿es solo eso? ¿La activación de la cascada es tan simple y lineal, con dos acciones al finalizar?

La realidad es que NO. El SRAA es continuamente analizado y evaluado en Medicina Humana y Veterinaria, ya que el uso de los fármacos Inhibidores de la Enzima Convertora de Angiotensina (IECAS, fármacos que poseen el sufijo PRIL), o los antagonistas de los receptores de AGII (fármacos pertenecientes al grupo Sartan), son pilares fundamentales en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca y de la hipertensión arterial en el hombre y animales. 

La activación del SRAA de un modo crónico y sostenido tendrá implicancia tanto a nivel cardíaco, renal, en la angiogénesis y en la presión arterial.

Es importante analizar qué factores determinan la activación de esta cascada y la liberación de AGII y de Aldosterona. Esto ha sido ampliamente estudiado y entre los principales efectos directos de la AG II Y Aldosterona podemos citar:

 

• Remodelado miocárdico con fibrosis, acumulación de colágeno, hipertrofia, apoptosis y necrosis.

• Liberación de agentes pro-inflamatorios.

• Remodelado vascular, que lleva a cambios.

• Estructurales cardiácos.

• Propiedades arritmogénicas, debido a la fibrosis.

• Hipertensión arterial.

• Daño glomerular renal y proteinuria.

• Aumento del tono simpático, que fuerza un mayor trabajo del corazón.

• Estimulación de centros dipsógenos, que aumenta la volemia.

• Cambios en electrolitos, sodio, potasio y calcio.

• Congestión por retención de líquidos.

¿Qué más se sabe?

• Que no solo existe un SRAA, sino que péptidos de angiotensina y aldosterona también se producen en forma local en cerebro, vasos sanguíneos, corazón y riñón.

• Que la cascada SRAA con pasaje de AGII a receptor de Aldosterona no es la única vía en la formación de Aldosterona, sino que existe también un Sistema Renina Angiotensina 1-7, una Angiotensina III y IV también.

 

Es importante destacar que existen dos tipos de receptores de AGII (llamados AT1 y AT2) y que la ECA es una enzima compartida por el Sistema Bradicinina Kalicreina (una cininasa).

 

A pesar del uso de un PRIL, dentro de este sistema, se puede producir un escape (o breakthrough) de la Aldosterona por otras vías con efectos altamente nocivos (Fig. 2)

Espironolactona y falla cardíaca

 

Por lo descripto anteriormente quedan muy bien evidenciados los efectos nocivos de la Aldosterona. También comprendemos el rol de la Espironolactona, cuya administración como antagonista de los receptores de Aldosterona bloquea sus efectos.

 

Es de importancia recordar que en el 2014, un proyecto encabezado por el Dr. Reynoso de la Universidad Autónoma de Puebla demostró, por medio del uso de inmunohistoquímica, la existencia de receptores de Aldosterona en miocardio canino sin cardiopatía. El estudio incluyó músculo de las cuatro cámaras del corazón y este presentó inmunoreactividad en todos los casos. El hecho más notable, es que se trata de la primera referencia a receptores de Aldosterona en miocardio canino, ya que solamente se había demostrado en el hombre, conejo y ratón  (Inmunohistochemical Expression of Aldosterone Receptors in Cardiac Tissues of Healthy Dogs. Exp Clin Cardiol, Volume 20, Issue 8, 2014 - Page 2163).

Holliday 2.png
Holliday 3.png

Figura 3 .

Figura 3 -A Inmunoreactividad en miocardio del ventrículo derecho. 

Figura 3 -B Inmunoreactividad en miocardio del ventrículo izquierdo, notándose una mayor distribución de receptores.

También el mismo grupo de trabajo demostró un aumento de la densidad de los receptores para Aldosterona en animales con cardiomiopatía dilatada versus los de miocardio sin alteraciones (Expression and biochemical characteristics of two diferent aldosterone receptors in both healthy and dilated cardiomyopathy dog heart tissue. Vet Res Comm (2017) 41:9–14) Además en el año 2017, descubrieron que el corazón tenía la capacidad de producir Aldosterona (Production of aldosterone in cardiac tissues of healthy dogs and with dilated myocardiopathy. Veterinary World, 10(11): 1329-1332).

Conclusión

Parte de nuestra idea con este breve trabajo, es ver un poco “más allá” de lo que hoy pensamos y sabemos. Las afecciones cardíacas constituyen la causa número uno de muerte en personas, de allí que sea un campo sumamente fértil y prolífico en investigación, tanto de mecanismos que intervienen en la disfunción, como así también en fármacos que permitan evitar los efectos deletéreos de la falla. En Medicina Veterinaria, procuramos seguir esa línea, buscando brindar cada vez más calidad y cantidad de vida a nuestros pacientes y sin dudas, eso lo lograremos apoyados en la ciencia.