La Insuficiencia Cardiaca Congestiva (ICC)

PALABRAS CLAVE >  Insuficiencia cardiaca Congestiva  >  Pimobendan > dilatación > insuficiencia retrograda

MVZ. Lourdes Torres. 

Departamento Técnico Dechra México.

Lourdes.Torres@dechra.com

Dechra.png

Introducción

La ICC se define como un síndrome clínico causado por la incapacidad del corazón para mantener un volumen-minuto adecuado, o por la capacidad de mantenerlo solo elevando las presiones de llenado, lo que con el tiempo genera signos de congestión y edema, perfusión inadecuada o ambos, la ICC no es un diagnóstico específico sino un conjunto de signos generado por uno o más procesos subyacentes.1

 

Aproximadamente el 10% de los perros que se presentan a consulta de primera opinión tienen enfermedad cardíaca y la mayoría de los casos padecen enfermedad de la válvula mitral mixomatosa (MMVD) o, con menos frecuencia, miocardiopatía dilatada (MCD).

 

La insuficiencia mitral crónica es la cardiopatía más frecuente en caninos y representa la principal causa de Insuficiencia Cardiaca Congestiva en perros de edad avanzada. Se trata de una enfermedad idiopática, hereditaria, degenerativa de la válvula atrioventricular (o auriculoventricular) izquierda, que conduce a insuficiencia valvular, que se caracteriza por la imposibilidad de la válvula afectada para cerrar correctamente, lo que puede llevar a Insuficiencia Cardiaca Congestiva.

 

La cardiomiopatía dilatada puede ser primaria o secundaria; de acuerdo a la causa que la medie, se caracteriza por la dilatación progresiva e irreversible de las cuatro cámaras cardiacas, con alteración severa de la función sistólica. Si bien la dilatación se produce en las cuatro cámaras cardiacas, es importante tener en cuenta que la alteración comienza a nivel ventricular y como consecuencia se genera dilatación de los atrios. 

 

Ambas enfermedades pueden eventualmente conducir a una Insuficiencia Cardíaca Congestiva manifiesta, una condición para la cual el tratamiento requiere no solo la implementación inicial del tratamiento, sino también el monitoreo a largo plazo y ajustes continuos de dosis necesarios y a la medida, con el fin de obtener el mejor resultado para el paciente.

¿Cuáles son los signos clínicos de la Insuficiencia Cardíaca Congestiva canina?

Los signos de la Insuficiencia Cardíaca Congestiva van de la mano de el origen de la misma, por ejemplo para insuficiencia cardiaca retrógrada izquierda se produce dilatación del atrio izquierdo, congestión de venas pulmonares y edema de pulmón y los principales signos que se producen son tos y disnea. Si hablamos de insuficiencia retrógrada derecha esta genera congestión venosa sistémica, hepato y esplécnomegalia, ascitis, edema subcutáneo y de miembros, efusión pleural y pericárdica, la ascitis y el hidrotórax suelen generar disnea y los principales signos que se presentan son cansancio, intolerancia al ejercicio, decaimiento, pulso débil, aumento del tiempo de llenado capilar, azotemia de origen prerrenal, mucosas pálidas, síncopes y muerte súbita.

¿Cómo se diagnostica la Insuficiencia Cardíaca Congestiva canina?

 

Como para muchas enfermedades no existe una prueba específica para diagnosticar la Insuficiencia Cardíaca Congestiva y el diagnóstico generalmente como en otras enfermedades se realiza mediante la combinación de antecedentes, examen físico, pruebas de laboratorio e imagenología.

 

Los hallazgos pueden incluir:

Examen físico

Aumento de la frecuencia respiratoria y el esfuerzo.

Presencia de un soplo cardíaco significativo

Aumento de la frecuencia cardíaca

Pérdida de arritmia sinusal

Análisis de sangre

• Biomarcadores cardíacos elevados

 

Radiografía

• Aumento del tamaño general del corazón

• Aurícula izquierda abultada

• Congestión venosa pulmonar

 

Ecocardiología

• Aumento de la relación auricular izquierda: aórtica

 

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para la Insuficiencia Cardíaca Congestiva canina?

 

Una vez que un perro ha sido diagnosticado con Insuficiencia Cardíaca Congestiva, el siguiente paso es desarrollar un plan de tratamiento que mejor se adapte a cada paciente. Por lo general, se prescribe una combinación de varios medicamentos de acuerdo a la cronicidad de la de la enfermedad y las complicaciones presentes como el edema y el grado de daño.

 

Pimobendan es un componente clave en esta matriz de tratamiento. Es beneficioso en los casos de ICC debido a su doble acción:

 

• Inotropía positiva para mejorar la contractilidad sin aumentar la demanda de oxígeno del miocardio.

• Vasodilatación para reducir la precarga y la poscarga, aliviando la carga de trabajo del corazón defectuoso.

Definitivamente el objetivo principal del tratamiento es mejorar la calidad de vida de los perros y la monitorización regular, es básica para asegurar que el tratamiento implementado sigue siendo el adecuado y realizar ajustes o implementación de medicamentos complementarios cuando se considere necesario, también se debe platicar con los tutores acerca de la importancia del cumplimiento del tratamiento para que se puedan observar las mejoras esperadas en la frecuencia respiratoria, tolerancia al ejercicio, la resolución de la ascitis la reducción en la severidad de la tos de los pacientes bajo tratamiento.

¿Cómo monitoreo a un perro con Insuficiencia Cardíaca Congestiva?

 

Las citas de seguimiento regulares son vitales para cualquier perro con una condición médica crónica. Aquellos con ICC requerirán exámenes físicos de rutina, incluida una auscultación completa del tórax, una evaluación de la presión arterial y análisis de sangre de rutina (principalmente para controlar la azotemia prerrenal como resultado de la diuresis). Junto con el monitoreo regular en la clínica, es importante trabajar con el tutor para explicar cómo pueden ayudar a monitorear la condición de sus perros en casa. Las mejoras en la frecuencia respiratoria en reposo y el esfuerzo a menudo son muy notorias para los tutores, el proporcionarles formas fáciles de registrar estas mejoras también puede ayudar con la evaluación de seguimiento en la consulta.

Dechra 1.png

Tabla 1. Atkins C, Bonagura J, Ettinger S, et al. (2009) Guidelines for the diagnosis and treatment of canine chronic valvular heart disease. J Vet Intern Med. 23(6):1142–11502

Dechra 2.png
Dechra 3.png

Referencias​​

1. Sosa RA, Cardiopatías adquiridas en pequeños animales, Ed. UNRN, 2017, Río Negro, Argentina.

 

2. Atkins C, Bonagura J, Ettinger S, et al. (2009) Guidelines for the diagnosis and treatment of canine chronic valvular heart disease. 

J Vet Intern Med. 23(6):1142–1150

 

3. Servicio Técnicos y científicos Dechra.

Dechra.png