Obesidad y sobrepeso, la problemática

 

Diversas fuentes definen a los desórdenes en la condición corporal como enfermedades de gran distribución a nivel global. Se calcula que alrededor del 15% de la población canina mundial sufre de obesidad y hasta el 40% tiene sobrepeso, siendo los países desarrollados como Estados Unidos y Reino Unido los de mayor incidencia, sin embargo, países emergentes, sobre todo latinoamericanos han mostrado un aumento estadístico significativo en el último lustro. En definitiva los problemas relacionados al peso y la condición corporal en perros son reflejo de la interacción de éstos con el humano, lo cual se evidencia cruzando las estadísticas de prevalencia de obesidad y sobrepeso en ambas especies, lo que muestra una correlación clara y concluyente.

 

Las Causas

 

Este tipo de trastornos son multietiológicos, es decir, no pueden ser atribuidos a una sola causa sino a una serie de factores que interactúan de tal forma que causan un desequilibrio entre el aporte y el gasto energético, lo que impacta la condición corporal a raíz de una acumulación de reservas grasas. Entre los factores más importantes, se encuentran los malos hábitos alimenticios (régimen ad livitum, uso indiscriminado de golosinas, dietas caseras, etc.), falta de actividad física, falta de control y seguimiento del peso y la condición corporal. La obesidad puede también ser una consecuencia de otros trastornos como la diabetes o hipotiroidismo e incluso factores ligados a la genética pueden influir en la aparición del desorden.

 

“El clínico no debe dejar de tomar en cuenta que el propietario juega un rol muy importante en el desarrollo de una condición corporal no conveniente en su mascota.”
Las Consecuencias

 

Sin duda, la obesidad es un gran detonador de enfermedades, aumenta la predisposición a problemas articulares y enfermedades ortopédicas como rompimiento de ligamento cruzado anterior, hernia discal, osteoartritis  humeral, coxofemoral o displasia de cadera están estrechamente ligadas a sobrecargas provocadas por disturbios en la condición corporal. Otras enfermedades de tipo metabólico pueden presentarse más fácilmente, por ejemplo la diabetes; estudios serios han concluido que existe una relación directa entre la obesidad y la diabetes tipo 2, afirmando que hasta el 61% de los perros obesos presentan hiperinsuinemia, intolerancia a la glucosa o ambas. Las patologías cardiovasculares también tienen una clara relación con la obesidad, involucrando a la hipertensión como una constante. Otras enfermedades como  la insuficiencia renal o hepática, pancreatitis, urolitiasis, dermatopatías de diversos orígenes, e incluso el cáncer tienen mayor probabilidad de aparición en perros obesos o con sobrepeso, en especial el carcinoma de células de transición en vejiga y tumores mamarios. 

Las medidas a tomar

 

El clínico no debe dejar de tomar en cuenta que el propietario juega un rol muy importante en el desarrollo de una condición corporal no conveniente en su mascota. La concientización y educación se convierten en elementos indispensables en la prevención y tratamiento de la obesidad y sobrepeso, por ello, se  debe establecer una comunicación estrecha, clara y efectiva en donde se deje claro que el éxito de las medidas a tomar dependen casi en su totalidad del propietario, su disciplina y constancia. 

 

Como ya se mencionó, la obesidad y el sobrepeso nacen de un desequilibrio entre la cantidad de energía que se obtiene de los alimentos y la que se utiliza para las funciones orgánicas y actividad física, por ello el ejercicio, el aumento en la masa muscular, la dieta y el régimen alimenticio deben modificarse para lograr los objetivos marcados en un plan de acción coherente, alcanzable medible y verificable.

 

La dieta como una herramienta fundamental

 

Una dieta para control de peso debe tomar en cuenta todos los factores implícitos en la condición del paciente, evidentemente una restricción en la concentración energética es uno de los puntos más importantes, sin embargo esto no es suficiente para lograr el éxito, ya que el alimento debe atacar los diferentes puntos clave asociados a la condición del paciente. 

 

Tradicionalmente, una forma bien aceptada de restringir la concentración energética de un alimento es aumentando la cantidad de fibra para aumentar el volumen y lograr la saciedad de una forma más pronta, sin embargo esto también implica una reducción en la digestibilidad, lo que hace más conveniente el uso de fibras de fermentación moderada en niveles no tan altos, en este mismo sentido, una reducción en la cantidad de grasa permite reducir el aporte, las grasas poco saturadas representan la opción más conveniente. Otros compuestos útiles para la reducción de peso son aquellos que contribuyen a hacer más eficiente la utilización de las grasas, tal es el caso de la L -  Carnitina, la cual facilita el transporte de moléculas de grasa desde el torrente sanguíneo hacia el interior de la matriz mitocondrial, en donde se lleva a cabo la beta oxidación y la obtención de energía a partir de lípidos disminuyendo su deposición como reserva. No menos importante es el aumento en la tasa metabólica ligado al mantenimiento de la masa muscular, por ello, las proteínas de origen animal, cuya capacidad para formar masa muscular magra es superior a las de origen vegetal.

 

Una dieta con estas características en conjunto con un régimen poco frecuente, que permita aprovechar la energía que se invierte en el proceso digestivo puede lograr una pérdida de peso de entre 1% y 1.2% semanal, dependiente de las individualidades del paciente y el tipo de plan que el clínico decida instaurar.

¿Qué significa esto para Eukanuba® y sus clientes?

 

Guiados por nuestros principios de calidad y responsabilidad y alineados a nuestro objetivo de crear un mundo mejor para las mascotas, en Eukanuba® somos conscientes de la problemática y amenazas que representan la obesidad y el sobrepeso para nuestras mascotas, por ello, nuestro portafolio ofrece alternativas dietéticas para el control de peso. Eukanuba® 1+yrs Weight Control, Eukanuba® 1+yrs Weight Control Small Breed, Eukanuba® 1+yrs Weight Control Large Breed son fórmulas que permiten una reducción de peso objetiva basada en una disminución en el aporte energético, un aprovechamiento eficiente de la energía proveniente de los lípidos, y el fomento al desarrollo de la masa muscular magra que en conjunto con un plan bien establecido y supervisado acerca tanto al clínico como al propietario al éxito en la restitución y mantenimiento de un peso y condición corporal saludables

Fuentes

 

  1. La Obesidad en el Perro Desde el Punto de Vista Nutricional; Camps; Acadèmiade Cièncias Veteriàries de Catalunya; Cataluña, España; 1998.

  2. Obesidad Canina; Jessuette; Advance Veterinary Diets; Affinity Petcare; Barcelona España; 2003.

  3. Obesidad en Perros: ¿Cómo Conseguir una Pérdida de Peso Satisfactoria?; Zentek; Revista Actualización Veterinaria; Año 2014; No. 2; The Iams Company; Lewisburg; Ohio; USA; 2014.

  4. El Papel de la Fibra en las Dietas para Reducción de Peso; Boletín Técnico; Año 2007; No. 15S; P&G Petcare; 2007.

  5. L – Carnitine; The Iams Company Research and Development Division; Technical Bulletin; Año 2005; No. 12R; Lewisburg; Ohio; USA; 2005.

  6. Alternative Approaches to Weight Loss; Murray, Sunvold; Research and Development Division; The Iams Company; Lewisburgh, Ohio; USA; 2000.

  7. The Effect of Weight Reduction in Overweight Dogs with Hip Osteoarthritis; Impellizeri, Tetrick, Muir, Research and Development Division; The Iams Company; Lewisburgh, Ohio; USA; 2000.

Obesidad Canina: Epidemiología, consecuencias y herramientas nutricionales fundamentales para su prevención y tratamiento

PALABRAS CLAVE > Eukanuba® > Obesidad > Sobrepeso > Condición Corporal > Hábitos > Dieta > Predisposiciones > Consecuencias > Manejo Nutricional > Proteína Animal > Concentración calórica > Vitamina A > Fibra > L -  Carnitina > Régimen Alimenticio > Seguimiento y Control > Documentación > Disciplina > Salud

MVZ Rodrigo Urrutia Real

Scientific Affairs Coordinator, Mars Petcare México

Resumen

 La obesidad y el sobrepeso son dos entidades patológicas persistentes en la población canina global, lo que significa un estrago de la relación humano animal, una serie de riesgos complejos que afectan la expectativa de vida de las mascotas y un reto para el clínico.  La dieta es un factor muy importante tanto en la aparición de este desorden como en su tratamiento, pero no debe ser vista de forma aislada, sino en conjunto con una serie de acciones y medidas supervisadas encaminadas a la conservación o restitución del equilibrio energético. Conscientes de esta gran problemática, en Eukanuba® hemos hecho esfuerzos y un gran fomento a la generación de ciencia a través de la investigación para ayudar de una forma significativa a la prevención y combate de este mal diseñando fórmulas y productos que facilitan el control de peso en perros. 

Revista Especializada en Clínica de Pequeñas Especies

Contáctenos