google-site-verification=zl2BFmWkKnMfWepghiQhluc1_SNBuOLiZdzvrMLd1r8

1. Introducción

Su calendario de vacunación fue completado con tres refuerzos de vacuna de virus vivo modificado. La desparasitación estába vigente. La dieta  con la que se le alimentaba era a base de hígado de pollo, arroz, zanahoria, calabaza, chayote y tortilla nixtamalizada. Convivía con otros 20 perros de la misma raza. En el examen ortopédico de ese día se encontró: En miembros torácicos apoyo bilateral en varus, aumento de volumen en metafisis distal de la región del radio de manera bilateral y dolor a la digito presión de la misma zona. (Figura 1)

Introducción

La Osteodistrofia Hipertrófica (ODH) también conocida como osteopatía metafisiaria fue descrita en 1930; afecta a perros jóvenes de crecimiento rápido, de razas gigantes, aunque también se ha diagnosticado en razas toy7. Entre las razas predispuestas podemos citar al Gran Danés, Cobrador de la Bahía de Cheasepeake,  Weimaraner y Setter Irlandés8. Se presenta alrededor de los 3-4 meses de edad, no se ha informado de predisposición por género. 

 

Mucho se ha especulado sobre la etiología de la ODH, pero son pocos los datos científicos que soportan las diversas teorías. Ningún agente o trastorno ha podido probar ser la causa o reproducir la enfermedad. Los posibles factores causales incluyen sobresuplementación de minerales, vitaminas y proteínas; hipovitaminosis C, proceso inflamatorio supurativo sin el aislamiento de algún agente infeccioso3. Las investigaciones más recientes relacionan a la ODH con el virus del distemper2

 

Los signos clínicos incluyen depresión, claudicación, problemas respiratorios, vómito y diarrea6. Al examen físico general puede haber fiebre, dolor abdominal; al examen ortopédico en estática se puede observar inflamación en las regiones metafisiarias de los huesos largos. A la manipulación se manifiesta dolor, hinchazón y calor en las regiones antes mencionadas. A la dinámica puede existir o no claudicación.

 

El diagnóstico se establece relacionando la historia clínica, el examen físico y los estudios radiográficos de las áreas inflamadas y dolorosas. La doble línea fisiaria es el signo patognomónico de la ODH, la cual consiste en una área radiolúcida paralela a la línea de crecimiento del hueso4,12. Esta lesión generalmente es simétrica bilateral y se ubica en las regiones distales de radio, ulna y tibia. También se han llegado a encontrar involucrados: la mandíbula, metacarpos, metatarsos, costillas, escápula y vértebras.5,6.    

No existe tratamiento específico para la ODH, sin  embargo, éste debe ser enfocado a aminorar la severidad de los signos clínicos. Los pacientes que presentan cuadros clínicos menos severos pueden necesitar sólo antiinflamatorios no esteroidales (AINES). Otros casos en los que predomina la anorexia y postración, necesitarán opioides, terapia de líquidos, hospitalización y soporte nutricional. Los corticosteroides deben ser descartados como terapia para evitar disturbios en la fisis de crecimiento. La enfermedad es autolimitante.  La fiebre debe ser monitoreada y en caso necesario, aplicar medicación sintomática al paciente.

 

El pronóstico de recuperación de la ODH es bueno, pero las deformidades diafisarias pueden persistir y ser incompatibles con una buena calidad de vida.  

 

Caso clínico

 

Se presentó al servicio de ortopedia del Hospital Veterinario de Especialidades UNAM un Xoloitzcuintle macho de cuatro meses de edad debido a que desde hace dos semanas no apoyaba correctamente el miembro torácico izquierdo (MTI), rechazaba el ejercicio y pasaba más tiempo postrado que el resto de su camada. 

Se tomaron muestras de sangre para perfil integral donde se observó fosfatasa alcalina (FA) incrementada (312 U/L) e hiperfosforemia. 

 

El plan terapeútico implantado se basó en cambio de dieta casera balanceada por croquetas de cachorro (alimento superpremium). Así mismo se planteó ulnectomía parcial con injerto de grasa para corregir la curvatura de radio no aceptado por el propietario.

 

En cuanto al plan diagnóstico, se le propuso al propietario realizar prueba de PCR en sangre para distemper, la cual tampoco fue aceptada.

El propietario decidió no tratar al paciente. La importancia de este caso es el hallazgo de curvatura de radio evidente, lo cual es poco frecuente en casos de ODH, sin embargo es necesario recordar que pueden mantenerse deformaciones residuales al término del crecimiento óseo de los ejemplares afectado por la ODH.

Discusión

 

Existen varios artículos en los que se relaciona OHD con deformidades angulares, como curvatura de radio9. Los efectos secundarios de esta anormalidad pueden incluir osteoartritis de la articulación del codo y de los carpos, por lo tanto es imprescindible realizar cirugía correctiva en animales jóvenes10

 

La hipótesis más aceptada acerca de la relación entre OHD y curvatura de radio, es por necrosis de los capilares metafisiarios y de los precursores osteogénicos perivasculares, lo cual genera cierre prematuro de la fisis11. (Figura 4) En caso de que no exista tratamiento efectivo durante esta fase podría darse como resultado un acortamiento del hueso o torsión del mismo.

El diagnóstico de las enfermedades ortopédicas tratadas en este artículo se lleva a cabo a través de la asociación de: historia clínica, examen ortopédico y placas radiográficas. Se debe revisar cuidadosamente mediante la palpación de los huesos largos la existencia o no de dolor en la región metafisiaria 3.  Cabe mencionar que el paciente manifestó dolor en estas zonas, así como aumento de volumen y calor. 

 

Los signos clásicos de ODH en el estudio radiográfico se ubican en radio, ulna y tibia. Éstos se caracterizan por zonas radiolúcidas orientadas transversalmente en la metafisis que son paralelas y adyacentes a la fisis; generalmente se le refiere como el signo de la “doble fisis”. Los estudios  de este caso clínico demostraron dichos signos patognomónicos en la metafisis distal del radio bilateral, además de fisitis. Por lo que, en cualquier cachorro en el cual se sospecha de ODH, es necesario tomar estudios comparativos de antebrazos y de preferencia evaluar otros huesos largos. Con respecto a la curvatura de radio las placas nos revelan el grado de deformidad del mismo y en qué condiciones están las articulaciones adyacentes.

 

El tratamiento de la OHD se efectúa con base en la semiología. Los pacientes que presentan cuadros clínicos menos severos pueden sólo necesitar antiinflamatorios no esteroidales (AINES). Otros casos en los que predomina la anorexia y postración necesitarán opioides, terapia de líquidos, hospitalización y soporte nutricional. 

Por otro lado, en cuanto a la curvatura de radio, podemos hablar de dos tipos de procedimientos quirúrgicos que englobarían a su vez diferentes técnicas, según se trate de animales en crecimiento (tratamiento dinámico) o animales que hayan alcanzado la etapa adulta (tratamiento basado en corrección definitiva). A continuación se describe la alternativa más factible para este caso.

Tratamiento dinámico

 

Este tratamiento está basado en la ostectomía de la ulna se emplea en animales en los que exista potencial de crecimiento (entre cinco y seis meses de edad) este fenómeno de rectificación ha sido atribuido a crecimiento acelerado de la placa epifisaria distal del radio en su lado cóncavo, una vez eliminada la tensión que ofrece la ulna. Consiste en la eliminación de uno o dos centímetros de la diáfisis de la ulna (incluido periostio). Podemos emplear el acceso caudal que descubre la diáfisis o bien el acceso lateral que expone la porción distal. Sin embargo, cuando esta ostectomía es realizada en animales muy jóvenes (cuatro o cinco meses), los extremos de la ulna pueden consolidarse antes de que finalice el crecimiento del radio, lo que obligaría a practicar ostectomías posteriores con el fin de evitar nuevas deformaciones. Para dificultar esta unión anticipada de la ulna se realiza un injerto autógeno de grasa. Esta grasa se introduce en el defecto creado por la ostectomía y retarda la unión del hueso al actuar como una barrera de cara a la invasión vascular y proliferación secundaria de osteoblastos. 

Conclusiones

 

En lo referido a la identificación de la causa de la curvatura de radio en el paciente, se ha correlacionado con la ODH. 
 
El diagnóstico de las enfermedades ortopédicas tratadas en este artículo se lleva a cabo a través de la asociación de: historia clínica, examen ortopédico y placas radiográficas. 
 
El tratamiento de la ODH está enfocado a disminuir el dolor, la fiebre y la anorexia. En cambio, la curvatura de radio necesita corregirse por medio de procedimiento quirúrgico

Bibliografía

  1. Kursat, A. Hypertrophic Osteodystrophy in the Dog: 18 Cases J Vet Anim Sci 2004; 28 761-768.

  2. Warner, Aizenberg, Radoshitsky: Development of hypertrophic osteodystrophy and antibody response of vaccinated Weimaraner puppies. Journal of Small Animal Practice 2002; 43, 27–31.

  3. Abeles, V.Hypertrophic osteodystrophy in six weimaraner puppies associated with

  4. systemic signs. Veterinary Record 1999; 145, 130-134.

  5. Ozer K, Altunatmaz K, Gulcubuk A. Hypertrophic osteodystrophy in the dog: 18 cases. Turk J Vet Anim Sci 2004; 28: 761-768.

  6. Johnson AL, Hulse DA. Other diseases of bones and joints. In: Fossum TW, ed. Small Animal Surgery. 2nd ed. St. Louis: Mosby, Inc., 2002:1171-1172.

  7. Montgomery R. Miscellaneous orthopedic diseases. In: Slatter D, Textbook of Small Animal Surgery. 3rd ed. Philadelphia: WB Saunders Co., 2003:2251-2252.

  8. Appeldoorn AM, Schrauwen EMJ. Hypertrophic osteodystrophy in a toy breed. Vet Comp Orthop Traumatol 1995; 8:210-212.

  9. Ruvinsky, A. The genetics of the dog. 1era edición. CABI publishing., 2001. págs. 285-286.

  10. Demko, J. Developmental Orthopedic Disease. Vet Clin Small Anim 2005; 35:1111–1135. 

  11. Theyse, L. Prognostic Factors in Treating Antebrachial Growth Deformities with a Lengthening Procedure Using a Circular External Skeletal Fixation System in Dogs. Veterinary Surgery 2005; 34:424-435.

  12. Brown,  S. Hypertrophic Osteodystrophy HOD: Update 2007 in Compendium Volume 25(4) April 2007: 282-293. 

  13. Thrall DE. Veterinary Diagnostic Radiology, 5th Edition. WB Saunders: 2008.

Osteodistrofía hipertrófica relacionada con curvatura de radio. Informe de un caso

PALABRAS CLAVE > Osteodistrofía  Hipertrófica > curvatura de radio > metáfisis > ostectomía
KEYWORDS > Hypertrophic osteodystrophy > curvature radius > metaphysis > ostectomy
Viterbo Meric Luis Eduardo1  
Santoscoy Mejía Carlos2
Arias Cisneros Lourdes3

1Programa Residencia-Especialidad Hospital Veterinário de Especialidades UNAM

2Servicio de Ortopedia y Neurologia, Hospital Veterinário de Especialidade UNAM

3Servicio de Imagenología, Hospital Veterinário de Especialidades UNAM

Resumen

La Osteodistrofia Hipertrófica afecta a cachorros de razas grandes y gigantes; también se ha informado en razas toy. Se caracterizada por inflamación simétrica bilateral de las metáfisis distales de los huesos largos; afecta la locomoción debido al dolor generado por la hemorragia de los capilares periostiales. La anormalidad radiográfica de esta patología es una línea radiolúcida densa en la metáfisis que la separa de la fisis. La curvatura de radio asociada a ODH suele ser secundaria a cierre prematuro de la fisis distal de la ulna. El diagnóstico estará en función de un examen físico y radiográfico. El tratamiento para la deformidad angular del radio es la ostectomía de la ulna.

Abstract

The Hypertrophic osteodystrophy affects large and giant breeds pups, also has been reported in toy breeds. Is characterized by bilateral symmetrical inflammation of distal metaphyses of long bone, affects locomotion due to pain caused by the bleeding of periosteal capillaries. The radiographic abnormality of this disease is a dense radiolucent line that separates the metaphysis of the physis. The radius curvature associated with ODH is usually secondary to premature closure of the distal ulnar physis. The diagnosis is based on physical and radiographic examination. Treatment for angular deformity of the radius is the ulnar osteotomy.

Revista Especializada en Clínica de Pequeñas Especies

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube

® Arterial S.A. de C.V. 2020