Poliendocrinopatías en gatos:

“Remo” Una actualización rápida. Caso Clínico 3

PALABRAS CLAVE > Poliendocrinopatías > tiroides > tiroxina > Felimazole 

Thomas Rieker.

Clínica de animales pequeños Hochberg, Ravensburg, Alemania. 

remo.png

Resumen

En los seres humanos, las poliendocrinopatías son un síndrome bien conocido, el cual es atribuible principalmente a causas genéticas y autoinmunes. ¿Las poliendocrinopatías juegan un papel importante en los gatos? ¿Cuáles son los trastornos endocrinos felinos más comunes que ocurren de forma simultánea?¿Existe un vínculo fisiopatológico entre las diversas endocrinopatías felinas? ¿Qué se debe tomar en cuenta para el diagnóstico?

Antes de abordar estos problemas, veamos primero un caso clínico específico:

Datos Generales: "Remo", un gato castrado, europeo pelo corto de 12 años y cuyo peso corporal actual es de 4,8 kg, el cual es libre de vagar al exterior.

 

Historia: Pérdida de peso muy clara en las últimas semanas, aunque el apetito se mantuvo e incluso aumentó, poliuria / polidipsia, diarrea ocasional, alimentado con comida seca premium.

 

Examen clínico: A la vista el índice de puntuación de condición corporal era de 4/9, pelaje descuidado, frecuencia respiratoria 28 / min.

 

A la palpación: Tiroides fácilmente palpable, membranas mucosas rosa pálido, tiempo de llenado capilar aprox. 1 segundo, el pliegue cutáneo desapareció inmediatamente, profunda palpación abdominal, estómago blando, pulso potente, frecuencia cardíaca 144 / min.

Dechra.png

La historia, cuadro clínico, exploración física y los resultados de laboratorio apuntan a la presencia de Hipertiroidismo Felino. Con una concentración de T4 Total que se eleva en todo el rango de referencia, el hipertiroidismo es el más importante y de hecho es casi el único diagnóstico diferencial.

 

El hipertiroidismo explica los valores elevados del hígado de "Remo". Se sabe que alrededor de 90% de todos los gatos con hipertiroidismo exhiben valores de enzimas hepáticas moderadamente modificados. En un segundo vistazo, la fructosamina en el tercio superior del rango de referencia no encaja tan bien con el resto del cuadro clínico. La medicina interna hace un intento de conciliar el cuadro clínico con los datos de laboratorio. En el caso de un hipertiroidismo genuino, se espera un valor de fructosamina "casi patógeno" alrededor de una marca de 200 μmol / l.

 

Las fructosaminas no son catalizadas enzimáticamente, son proteínas séricas sacarificadas. La concentración de fructosamina por tanto, depende principalmente de la concentración de glucosa sérica, así como de la concentración y la vida media de las proteínas séricas. En la clínica práctica, la fructosamina se utiliza en el diagnóstico y seguimiento de la Diabetes Mellitus (DM). En el caso de hipertiroidismo, el metabolismo de las proteínas aumenta y se reduce la vida media de las proteínas séricas.

En los gatos hipertiroideos, esto da como resultado el conocido fenómeno de baja concentración de fructosamina. Pero volvamos a nuestro caso clínico: la fructosamina está en el tercio superior del rango de referencia y el de la glucosa sérica está significativamente elevada a 22,6 mmol / l (407 mg / dl). El umbral renal de glucosa ha sido excedido y aparece en la prueba de tira reactiva de orina: Glucosa +++.

remo tabala 1.png

En gatos hipertiroideos, la fructosamina no es adecuada para el diagnóstico o seguimiento de la Diabetes Mellitus (DM).

 

En un caso verificado de Hipertiroidismo Felino, debido al metabolismo acelerado de las proteínas, la fructosamina no es adecuada para el diagnóstico o seguimiento de la DM.

 

"Remo" fue diagnosticado a través de mediciones en serie de glucosa en sangre con un medidor portátil (GlucoCalea® WellionVet). El seguimiento fue realizado de la misma manera. Remo ahora recibe 2,5 mg de Felimazole® por la mañana y por la noche, así como una unidad de insulina glargina1, de modo que ambos trastornos están controlados.

¿Las poliendocrinopatías juegan un papel importante en los gatos? ¿Cuáles son los trastornos endocrinos felinos más comunes que pueden ocurrir simultáneamente?

 

Las poliendocrinopatías en gatos juegan un papel bastante secundario en la práctica clínica diaria. Sin embargo, cada médico veterinario especializado en mascotas está obligado a encontrarlos en su vida profesional. Únicamente existe  un estudio de dos universidades canadienses de 2010, por medio del cual se recopiló información prospectivamente en 21 casos durante 12 años. Se excluyeron seis gatos del estudio, debido a que fueron diagnosticados con DM iatrogénica. 

 

La combinación más común en el estudio (en 10 de 15 casos) fue de Hipertiroidismo Felino y DM. La mitad de los gatos inició con hipertiroidismo y la otra mitad inició con DM. Otras de las combinaciones confirmadas fueron  hipercortisolismo (hiperadrenocorticismo, enfermedad de Cushing) y DM, diabetes insípida y DM, y finalmente, hipertiroidismo e hiperparatiroidismo.

 

Una debilidad del estudio realizado es que los datos fueron recopilados de clínicas universitarias de referencia. Esto significa una preselección considerable de la población de pacientes. Otra debilidad es el bajo número de pacientes incluidos, lo que significa que el alcance estadístico de la evaluación de los datos está restringida. El bajo número de gatos con enfermedad de Cushing y DM es sorprendente. Colegas más especializados, probablemente han encontrado más casos de forma significativa en un período de doce años. Aún más sorprendente es que la combinación clínica más frecuente no tiene alguna una mención.  De acuerdo a la literatura y geografía, uno de cada cinco a uno de cada diez casos, es sospechoso de Acromegalia por DM Felina.

 

¿Además de la edad, existe un vínculo fisiopatológico entre las diversas endocrinopatías felinas además de la edad? La siguiente tabla resume la información disponible sobre las combinaciones:

1. Nota a pie de página sobre la insulina glargina: en Alemania, el medicamento veterinario Caninsulin® está autorizado para el tratamiento de la diabetes mellitus en gatos, el cual es un medicamento de elección en función de la disponibilidad según el sistema en cascada. 

Referencia​​

  1. i Blois et al (2010) Enfermedades endocrinas múltiples en gatos: 15 casos (1997-2008) JFMS 12 (8): 637-42. 

  2. Los tratamientos y dosis descritos en este estudio quedan enteramente a discreción del autor y se basan en su propia experiencia clínica. Es responsabilidad individual de los Médicos Veterinarios la prescripción de los tratamientos para asegurarse que cumplan con las regulaciones locales.

remo tab 3.png