1. Introducción

La otitis externa, si no se trata apropiadamente, puede progresar hacia una enfermedad crónica donde existe una inflamación prolongada en el conducto auditivo lo cual modifica el microambiente dentro del oído y genera un cambio en la población bacteriana, cambios en la estructura del conducto auricular como estenosis e hiperplasia glandular lo que aumenta la producción de cerumen.

En perros que sufren otitis que cursan con infección por Pseudomonas spp, presentan con frecuencia un dolor auricular agudo y descarga de exudado purulento y esto se puede presentar de manera unilateral o bilateral. Frecuentemente el conducto auricular puede presentar úlceras, las cuales no son comunes en casos de otitis que cursan con una infección micótica.6 

Pseudomonas aeruginosa es una bacteria que se caracteriza por estar asociada a infecciones óticas y con menos frecuencia a infecciones cutáneas, en animales de compañía; se ha observado, que a partir de muestras procedentes de otitis externas en perros y gatos, Pseudomonas spp y Proteus spp eran las bacterias Gram negativas aisladas con mayor frecuencia.2 

Pseudomonas spp, debido a su pared celular que es altamente impermeable, presenta una resistencia intrínseca a muchos grupos de antibióticos. Por otro lado, los mecanismos moleculares responsables del desarrollo de la resistencia fenotípica en esta bacteria se basan en la mutación del gen gyr A, que controla el correcto enrollamiento de la doble hélice de ADN, y la sobre expresión de sistemas proteicos denominados bombas de reflujo (efflux pumps). 3, 4 

Estos mecanismos de resistencia se pueden expresar de manera adquirida por la bacteria inducidos por una antibioterapia errónea o insuficiente, o bien ser intrínsecos. La resistencia intrínseca puede deberse a mutaciones inducidas por el material genético propio del microorganismo, o a la sobre expresión de estructuras bacterianas que pueden reutilizarse para impedir la entrada de antibióticos a la célula.4 

Diversos estudios ya señalan un incremento en las resistencias de Pseudomonas spp, aisladas a partir de infecciones óticas a diferentes antibióticos, sobre todo a la enrofloxacina; probablemente debido a su uso indiscriminado.5 

Wildermuth y sus colaboradores7 evaluaron la efectividad in vitro de diferentes antibióticos frente a Pseudomonas spp aisladas en Estados Unidos, demostrando que las quinolonas, a pesar de ser uno de los grupos antibióticos más utilizados, presentaban una elevada efectividad. En España, se realizó otro estudio a partir de 135 aislamientos de Pseudomonas spp procedentes de perros y gatos que presentaban infecciones de piel y del conducto auditivo externo. 

En este estudio, se mostró como las cepas de Pseudomonas spp, aisladas a partir de infecciones óticas; en muchos casos infecciones crónicas, son más resistentes a todos los antibióticos estudiados que las cepas obtenidas a partir de infecciones de piel. Por otro lado, a partir de los resultados obtenidos, la marbofloxacina presentó mejor eficacia in vitro que la enrofloxacina frente a Pseudomonas spp, tanto para cepas procedentes de infecciones óticas como cutáneas (Tabla 1). 

Pruebas de diagnóstico 
Citología 

La citología es una prueba de diagnóstico fundamental y puede ser llevada a cabo en todos los casos de otitis externa. Frecuentemente es mejor tolerada que una otoscopía y examinar un oído con una prueba de citología, puede determinar qué tipo de microorganismos están presentes en el oído. Esto permite establecer un plan de tratamiento adecuado de acuerdo a los resultados de esta prueba. 

Otoscopía 

Este procedimiento puede ser muy desafiante cuando se trata de un paciente que presenta dolor en los oídos. Frecuentemente se requiere sedación o anestesia previa para poderla llevar a cabo o bien administrar un desinflamatorio previamente para poder realizar la otoscopía. 

La ventaja de esta herramienta de diagnóstico, es que permite visualizar la membrana timpánica la cual su integridad puede afectar las opciones de tratamiento. 

Tratamiento 

Una vez que se ha identificado Pseudomonas en caso de otitis externa o media, esta debe ser tratada agresivamente y el propietario debe ser advertido que en algunos casos, el tratamiento es a mediano plazo; en algunos casos crónicos el tratamiento puede llevar de 6 a 8 semanas. Los objetivos del tratamiento son: 

  1. Eliminar la infección por Pseudomonas 

  2. Reducir la inflamación presente en el conducto auditivo y por lo tanto, prevenir la producción de exudado. 

  3. Limpieza del oído para remover el exudado mucopurulento. 

  4. Prevenir recurrencia identificando los factores primarios, predisponentes y perpetuantes; esto incluye revertir cambios crónicos patológicos para cambiar el microambiente en el conducto auditivo(6)

Fluoroquinolonas como la marbofloxacina son comúnmente usadas en medicina veterinaria para tratar infecciones resistentes. Son antibióticos bactericidas e inhiben una enzima girasa bacteriana que es responsable de la síntesis del DNA. La actividad bacteriana de las fluoroquinolonas es concentración dependiente y esto lo hacen ser una excelente opción para tratamiento tópico en casos de otitis con Pseudomonas. 

En el caso de antibióticos aminoglucósidos como gentamicina o tobramicina, han reportado ser efectivos contra aislamientos de Pseudomonas y pueden ser usados como terapia tópica, sin embargo, su acción es óptima en un ambiente alcalino y pueden ser inactivados por material purulento. Por otro lado, su ototoxicidad es un factor importante a considerar en estos medicamentos, especialmente gentamicina. 

En el caso de otitis media, cuando la membrana timpánica se encuentra rota y generalmente existen signos neurológicos, se recomienda tratamiento sistémico, y en estos casos, se recomienda hacer cultivos y pruebas de sensibilidad, ya que una terapia antibiótica sistémica en casos de otitis media las concentraciones de antibióticos alcanzando oído medio por medio del torrente sanguíneo o células inflamatorias, son menores. De nueva cuenta, las fluoroquinolonas como la marbofloxacina son buenas opciones para tratar estos casos de otitis media. 

Limpieza del conducto auditivo 

La limpieza del conducto auditivo es vitalmente importante cuando se trata de estos casos de otitis, ya que debemos tener en cuenta que remover el exudado mucopurulento aumentará la efectividad de algunos tratamientos antibióticos; sin embargo, debemos tener cuidado de no limpiar en exceso, ya que esto causará irritación y maceración del conducto auditivo haciendo que la infección sea más complicada de resolver(6) 

Bibliografía 

  1. McKAY L, Schuman C, et all. Antimicrobial testing of selected fluoroquinolones against Pseudomonas aeruginosa isolated from canine otitis. J Am Anim Hosp Assoc 43:307 - 312 (2007). 

  2. KOWALSKI JJ. The microbial environment of the ear canal in health and disease. Vet Clin North Am Small Anim Pract. 18(4):743 - 54 (1988). 

  3. PETERSEN AD, et all. Frequency of isolation and antimicrobial susceptibility patterns o Staphylococcus intermedius and Pseudomonas aeruginosa isolates from canine skin and ear samples over a 6-year period (1992 - 1997). J Am Anim Hosp Assoc. 38(5):407-13 (2002) 

  4. TEJEDOR MT, et all. Mechanisms of fluoroquinolone resistance in Pseudomonas aeruginosa isolates from canine infections. Vet Microbiol. 94(4):295-301 (2003). 

  5. BARRASA MJL, et all. Antibacterial susceptibility patterns of Pseudomonas strains isolated from chronic canine otitis externa. J Vet Med B Infect Dis Vt Public Health. 47(3):191-6 (2000). 

  6. BARNARD N. Pseudomonas otitis in dogs: a GP's guide to treatment. In Practice 39(9) (2017) 

  7. WILDERMUTH BE, et all. Susceptibility of Pseudomonas isolates from the ears and skin of dogs to enrofloxacin, marbofloxacin, and ciprofloxacin. J Am Anim Hosp Assoc. 43(6):337-41 (2007) 

  8. ESCRIBANO C, et all. Sensibilidad de Pseudomonas spp frente a las quinolonas en infecciones óticas y cutáneas en el perro y el gato. Clin Vet Peq Anim. 29(4):203-7 (2009). 

Pseudomonas spp. 

En otitis externas crónicas. 

PALABRAS CLAVE > Otitis > Pseudomona > Citología > Otoscopía
> Estenosis proliferativa

M en C. MVZ Angel Jiménez García de León

Gerente técnico en pequeñas especies

Vetoquinol de México

ajimenez@vetoquinol.mx

Resumen

La Otitis Externa en perros, es un problema clínico muy común encontrado en la práctica general; y como es sabido, es un problema dermatológico con múltiples causas de origen. La otitis externa suele complicarse con infecciones secundarias causadas por hongos y/o bacterias que contribuyen a perpetuar el padecimiento. Muchos microorganismos pueden estar implicados en casos de otitis incluyendo cocos Gram positivos, y bastones Gram negativos. La otitis externa crónica en perros, a menudo se asocia con infecciones bacterianas, particularmente por Pseudomona aeruginosa.1

Revista Especializada en Clínica de Pequeñas Especies

Contáctenos