Puntos clave en un programa de pérdida de peso.

PALABRAS CLAVE > Condición corporal > sobrepeso > obesidad > requerimientos energéticos > pérdida de peso

MVZ. Dip. Paula Mercedes Trejo Valadez.

Investigador en Nutrición de Mascotas en Grupo Nutec.

ptrejo@gponutec.com

Nupec 9.png

Introducción

La obesidad y el sobrepeso son patologías que han estado presentes desde los inicios de la historia. En la cultura griega el filósofo Hipócrates (460 AC) señalaba la relación que existía entre los obesos y la muerte súbita, por lo que inició los pilares en los que se basaría el tratamiento de esta enfermedad: dieta y ejercicio. 

 

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud (³,⁸, ⁹). La tendencia de esta enfermedad en Medicina Veterinaria es similar a la Medicina Humana, en los años 1960-1970 la prevalencia de la obesidad era del 6-12%, en los noventas era de 22%, mientras que en los últimos 15 años es de 36% (²).

 

En este artículo abordaremos esta patología desde un punto de vista nutricional, mencionando los factores predisponentes de esta enfermedad, los puntos clave en el manejo nutricional de estos pacientes, y cómo llevar a cabo un adecuado programa de pérdida de peso. 

El sobrepeso es un almacenamiento de exceso de energía en forma de grasa en el cuerpo, donde el sobrepeso representa 5-20% por encima del peso corporal óptimo o normal, y la obesidad es el exceso de peso por encima del 20% del peso corporal óptimo (³,⁷).  La prevalencia de esta enfermedad en caninos y felinos del territorio mexicano se desconoce, ya que no se llevan a cabo reportes al respecto; sin embargo, en un estudio realizado en el Hospital de Especialidades Veterinarias (HEV) de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM (2007-2008), se reporta que 41.7% de los caninos, y 32.7% de los felinos analizados presentaban sobrepeso u obesidad (¹). Si bien, cada patología se refiere a un porcentaje en particular, ambos padecimientos representan una enfermedad crónica, silente que requiere de un tratamiento ya que, predisponen a padecimientos como diabetes mellitus, osteoartritis, enfermedades respiratorias, neoplasias, riesgos anestésicos entre otras, condicionando la calidad y esperanza de vida de los animales (², ³, ⁷,⁹).

 

Obesidad 

La obesidad puede clasificarse como primaria y secundaria: 

 

 

Nupec.png

a) Obesidad primaria se debe a un desequilibrio energético, donde se excede el aporte de energía, la cual no es gastada durante las actividades diarias. Este tipo de obesidad se debe principalmente a un sobreconsumo de alimento (²), por lo que se considera como un desbalance nutricional. Tomando en consideración que las mascotas suelen consumir el alimento provisto por sus propietarios, es de vital importancia educar a los responsables acerca de la nutrición adecuada de sus mascotas. 

b) Obesidad secundaria puede derivarse de alteraciones endócrinas (hipotiroidismo, hiperadrenocorticismo, acromegalia, ovarios poliquísticos, hipoestrogenismo, etc), baja actividad por limitaciones físicas (patologías ortopédicas o cardiovasculares), iatrogenias (administración de fármacos como: glucocorticoides, progestágenos, antidepresivos (mirtazapina), entre otros). 

Existen dos tipos de obesidad, hiperplásica e hipertrófica: 

a) Obesidad hiperplásica. Usualmente se presenta durante las etapas de crecimiento, en la que existe un aumento en la producción y tamaño de los adipocitos (células de depósito graso) (⁷). Este tipo de obesidad es de importancia en el desarrollo, ya que, el que exista un mayor número de adipocitos desde edades tempranas, predispone a estos animales a padecer sobrepeso u obesidad en etapa adulta; ya que, el número de adipocitos no disminuirá, los cuales, tendrán la capacidad de almacenar grasa, por lo que los pacientes presentarán una condición corporal robusta a pesar de ser sometidos a un programa de reducción de peso (Figura 1.).

 

1.png

b) Obesidad hipertrófica. Presente únicamente en la etapa adulta. En este tipo de obesidad los adipocitos sólo aumentan de tamaño sin aumentar su número, suele responder bien a un programa de reducción de peso, por lo que su pronóstico es positivo (7)  (Figura1).

Los factores que predisponen a la obesidad pueden ser endógenos y exógenos (Tabla 1)

a) Factores endógenos. Son los factores que están directamente relacionados con el organismo del animal. 

 

b) Factores exógenos. Son los factores externos que afectan al animal (⁷). 

Figura 1. Obesidad hipertrófica e hiperplásica (adaptación de Toll et. al., 2010).

2.png

Tabla 1. Factores endógenos y exógenos para el desarrollo de la obesidad en perros y gatos (Adaptación de Zoran, 2010 y Rivera, 2021).

En el estudio realizado en el HEV-UNAM, Chávez reportó que los principales factores predisponentes para el desarrollo de obesidad son: caninos hembras, felinos machos, animales en etapa geronte, castrados y sedentarios, por lo que, sus hallazgos coinciden con lo reportado en la literatura.  

 

Las fases de la obesidad son dinámica y estática: 

a) Fase dinámica. Es la etapa en la que el paciente está en el proceso de ganancia de peso. Se debe principalmente a un exceso de ingesta calórica en comparación con la que gasta en sus actividades diarias (7,9). 

 

b) Fase estática. Es la etapa en la que el paciente ya no gana peso, pero tampoco logra reducir de peso. Los pacientes permanecen estables en esta condición de sobrepeso u obesidad durante periodos largos (7). 

 

Diagnóstico de sobrepeso u obesidad

Si bien el diagnóstico del sobre peso u obesidad en caninos y felinos puede ser hasta cierto punto evidente, es de vital importancia llevar a cabo un Examen Físico completo, que permita diagnosticar cualquier otro padecimiento concomitante que pudiese pasar desapercibido, incluidos tratamientos farmacológicos previos que pudiesen estar asociados al sobrepeso u obesidad (7). Complementar dicho examen con estudios de gabinete proveerá de información al Médico Veterinario quien determinará el tratamiento que considere oportuno.

3.png

Figura 2.  Escala de Condición Corporal Felina (Adaptación de WSAVA 2020)

 El examen físico enfocado al manejo del sobrepeso y obesidad debe incluir: 

a) Peso corporal. 

En primera instancia, mencionar el peso corporal dentro de un examen físico completo pudiese parecer obvio; sin embargo, no está de más recordar la importancia de contar con una báscula calibrada, además de recordar la individualización de cada caso, considerando los estándares raciales del paciente (4). 

 

b) Condición corporal. 

La Escala de Condición Corporal (ECC) es una herramienta práctica, repetible, reproducible y de fácil aprendizaje comúnmente utilizada por los Médicos Veterinarios que les permite evaluar a los animales a través de la percepción visual y la palpación del paciente (2, 4, 6, 7, 8). Las Escalas pueden ser de 5 o 9 puntos, donde la condición corporal ideal es 3.5/5 y 5/9 respectivamente. La WSAVA (The World Small Animal Veterinary Association) publicó en el 2013 la Escala de Condición Corporal Canina, y recientemente, en el 2020 actualizó la Escala de Condición Corporal Felina (Figura 2). 

4.png

Si bien, el sobrepeso y la obesidad pueden prevenirse y evitarse, una vez diagnosticados y con el conocimiento que dicha patología es responsiva a un Programa de Pérdida de Peso, estos problemas pueden ser corregidos con el compromiso y disciplina del responsable, y del conocimiento del Médico Veterinario tratante. 

A continuación, se ejemplifica un 

Régimen alimenticio

Una vez que se ha establecido el programa de pérdida de peso, es importante acordar con el responsable de la mascota cómo ha de llevarse a cabo el régimen alimenticio del paciente, es decir, la ración y forma de ofrecer el alimento (8). Se recomienda optar por un régimen controlado, es decir, que el propietario proporcione la ración recomendada dividida en al menos 3 comidas al día, con la finalidad de promover el gasto de energía durante los procesos digestivos y metabólicos (2,7). Evitar a toda costa el régimen de libre acceso o ad libitum, ya que, esta práctica no permitirá controlar la ingesta calórica del paciente, lo que predispone al fracaso en el programa. El acceso a agua limpia y fresca debe ser a libre demanda.

 

En este aspecto en particular, se recomienda que el responsable pese con una báscula la ración recomendada, utilizar otro método como las tazas medidoras puede representar una variación en la dosis administrada (2, 4), por lo que no garantizamos que el aporte energético sea el adecuado. 

5.png
6.png
8.png

Figura 4.  Algoritmo para la toma de decisiones en el monitoreo del peso durante un Programa de perdida de Peso (Adaptado de Toll et la, 2020)

7.png
7.png

Figura 3.  Figura de enriquecimiento ambiental.

Conclusión

El sobrepeso y obesidad son padecimientos que cada vez se presentan con más frecuencia en la clínica de pequeñas especies, los cuales pueden repercutir no sólo en la calidad sino en la expectativa de vida de los perros y gatos. El Médico Veterinario Zootecnista es el único profesional con la formación necesaria para afrontar estas patologías, ya que es de vital importancia llegar a un diagnóstico acertado para determinar el tratamiento adecuado, el cual, en algunos casos puede incluir la implementación de un Programa de Pérdida de Peso. En este artículo se presenta una propuesta de dicho programa, esperando enriquecer la práctica de los Médicos dedicados a la clínica de perros y gatos. 

Bibliografía

 

1. Chavez GE. Evaluación Nutricional de Perros y Gatos ingresados al HVE-UNAM durante el periodo de noviembre de 2007 a mayo de 2008 (tesis de licenciatura). Ciudad de México, DF. México: UNAM-FMVZ, 2011.

 

2. Elices R. (2019). Obesidad calina y felina. España: SERVET

 

3. German A (2006). Riesgos clínicos asociados con la obesidad en los animales de compañía. Waltham Focus 16(1). 

 

4. Hoelmkjaer K, Bjornvad C. (2014). Management of obesity in cats. Veterinary Medicine: Research and Reports, 5:97-107.

 

5. Larsen J. (2016). Risk of obesity in the neutered cat. Journal of Feline Medicine and Surgery 19(8):779–783.

 

6. Linder D., Parker V. (2016). Dietary Aspects of Weight Management in Cats and Dogs Veterinary Clinics of North America: Small Animal Practice 46(5):869-882

 

7. Rivera Ma (2021). Manejo Nutricional de Pacientes con Obesidad. Diplomado en línea Nutrición y Alimentación Básica y Clínica de Perros y Gatos, UNAM. 

 

8. Toll P. Yamka R et al. (2010). Small Animal Clinical Nutrition. Chapter 27:501-542. MARK MORRIS INSTITUTE.

 

9. Zoran D. (2010). Obesity in Dogs and Cats: A Metabolic and Endocrine Disorder. Vet Clin Small Anim, 40:221-239. 

En NUPEC® estamos conscientes de que los felinos tienen necesidades nutricionales específicas, por ello hemos decidido ampliar nuestro catálogo de productos y presentar:

NUPEC FELINO WEIGHT CARE, un alimento especializado para el manejo de peso saludable para gatos adultos con tendencia al sobrepeso o esterilizados, el cual, gracias a su fórmula con proteínas altamente digestibles, balance de fibras dietéticas, L-Carnitina y reducción calórica puede ser utilizado para llevar a cabo un Programa de Pérdida de Peso.