Tratamiento con spot-on de imidacloprid, moxidectina y praziquantel en un perro con Dermanyssus gallinae. 

 
 
PALABRAS CLAVE >  IMPROMUNE > quimioterapia > lomustina/ciclofosfamida

MVZ. Laura Miranda Contreras 

DERMAVET, Hospital Veterinario

Labyes.png

Introducción

Dermanyssus gallinae es un ectoparásito hematófago cosmopolita de aves silvestres, domésticas y sinantrópicas (Di Palma et al., 2012). Ocasionalmente puede afectar a pequeños mamíferos (como perros y gatos) y humanos que tienen contacto con gallineros, aunque también se han reportado infestaciones transmitidas por aves silvestres que anidan en los aleros de las casas (DeClerq y Nachtegaele, 1993; Di palma et al., 2018), siendo responsable de problemas dermatológicos de diversa gravedad (Di Palma et al., 2012). Además, representa un agente zoonótico potencial ya que pueden actuar como vector potencial y reservorio de varios agentes infecciosos que causan enfermedades (Di palma et al., 2018). Este informe describe los signos clínicos, el diagnóstico y el tratamiento exitoso de un caso de dermatitis causada por Dermanyssus gallinae en un perro y su dueño.

Historia clínica

Se presenta a consulta un canino mestizo, hembra de 4 años de edad, con 7 kg de peso. Acude por prurito de aumento progresivo con 3 días de evolución; la dueña informa ver 'puntos' negros en el pelaje del canino, los cuales se movían rápidamente, además, la dueña reportaba tener una sensación de hormigueo en la piel, comezón y pequeñas protuberancias rojas en el abdomen y costados. El canino se alojaba en el patio de la casa durante el día, pero por la noche ingresaba a la casa para dormir con la dueña. 

Hallazgos clínicos

En el momento de la revisión se observó eritema y ronchas en la zona de la espalda, abdomen (Figura 1) y tórax, además de varios puntos negros que mostraban movimiento y distribución por todo el pelo del perro. 

 

La paciente se encontraba alerta, buena condición corporal y constantes fisiológicas dentro de rango. Hasta el momento, no se había administrado ningún tratamiento tópico o sistémico.

Diagnóstico

 

Se observó un insecto inusual (Figura 2) durante el examen microscópico del pelo del perro y la ropa de la dueña tomada con cinta adhesiva de las áreas donde se observaron los puntos negros. En consecuencia, se le preguntó al propietario si había pájaros en la casa y relató la presencia de un nido de golondrina (Hirundo rustica) en el techo del patio de la casa, justamente encima de donde la paciente solía tomar descansos. 

Labyes.png

Al acercarse al nido, se notaron pequeños organismos caminando por la pared y se decidió recolectar una muestra para observación bajo el microscopio; la muestra se identificó como D. gallinae. No se observó ningún otro tipo de ectoparásito en el perro al momento del examen físico y dermatológico.

Tratamiento

Se utilizó una dosis tópica de imidacloprid en combinación con moxidectina y praziquantel (Canis Fullspot, Labyes, Argentina), la cual fue administrada en la piel entre las escápulas. 

Las evaluaciones para detectar la presencia de ácaros y signos clínicos se realizaron los días 1, 7, 14 y 30, además de registrar el nivel de comezón (Hill et al., 2007).

 

Resultados 

El día 0 de la evaluación microscópica se observaron ácaros, junto con un nivel de comezón de 10/10. Las pruebas con cintas de acetato los días 7, 14 y 30 fueron negativas. El día 7, el eritema y la comezón se redujeron en aproximadamente un 80% en comparación con el día 0. Los días 14 y 30, se observó la resolución completa de las lesiones cutáneas. A partir del día 7 no se observó prurito. Al mismo tiempo, se sugirió un control ambiental y se esperó a que las golondrinas (Hirundo rustica) que allí vivían salieran para retirar el nido y se solucionó el problema. 

Discusión

Las aves migratorias, como las golondrinas, sirven como huéspedes de parásitos, incluidos los ectoparásitos. Estas construyen nidos en casa, convirtiéndose en una posible fuente de infestación (Ghalehjoughi et al., 2017). Aunque se ha informado que los ácaros Dermanyssus gallinae son específicos de las aves, ha habido un aumento de ataques a huéspedes no aviares siendo indicativo de una expansión de los mismos (George et al., 2015). Estos ectoparásitos pueden transmitirse fácilmente de forma horizontal (Ghalehjoughi et al., 2017). En este caso la dueña comento que el perro solía tomar siestas debajo del nido y al revoloteo de las aves probablemente los ácaros caían y quedaban sobre el perro, por lo que también se evitó que siguiera durmiendo ahí, hasta retirar el nido y desinfectar el ambiente. Debido a la naturaleza conservada de los ácaros y las vías neurales de los insectos, varios acaricidas son eficaces. Sin embargo, se ha informado resistencia a los carbamatos y piretroides (George et al., 2015; Pritchard et al., 2015). La solución tópica de imidacloprid en combinación con moxidectina y praziquantel fue eficaz para el control de estos ácaros en el perro y prevenir la reproducción del ácaro ya que requieren comidas de sangre para desarrollarse y ovopositar, además de evitar la posible transmisión de patógenos (Pritchard et al., 2015). 

Foto 1. Paciente canino con lesiones en el abdomen presentadas el primer día de consulta.

Foto 2. D. gallinae encontrado en la piel del paciente, tomado mediante cinta de acetato.

En conclusión, la dermatitis por Dermanyssus gallinae debe incluirse como parte del diagnóstico diferencial del prurito en perros debido a que, ha habido un aumento de reportes de este ácaro en huéspedes no aviares. Estas infestaciones se pueden erradicar con éxito con la solución tópica de imidacloprid en combinación con moxidectina y praziquantel además del tratamiento ambiental 

Referencias

 

1. Di Palma A, Giangaspero A, Cafiero MA et al. A gallery of the key characters to ease identification of Dermanyssus gallinae (Acari: Gamasida: Dermanyssidae) and allow differentiation from Ornithonyssus sylviarum (Acari: Gamasida: Macronyssidae). Parasit Vectors 2012; 5: 104.

 

2. DeClerq J, Nachtegaele L. Dermanyssus gallinae infestation in a dog. Canine Pract 1993; 18: 34-35.

 

3. Di Palma A, Leone F, Albanese F et al. A case report of Dermanyssus gallinae infestation in three cats. Vet Dermatol 2018; 29: 348-e124.

 

4. Hill P, Lau P, Rybnicek J. Development of an owner-assessed scale to measure the severity of pruritus in dogs. Vet Dermatol 2007; 18: 301–308.

 

5. Ghalehjoughi EM, Tavassoli M, Naem S. Dermanyssus gallinae (Acari, Mesostigmata) in the Barn Swallow (Hirundo rustica) nests in Urmia suburb, North West of Iran. Persian J Acarol 2017; 6: 95–102.

 

6. George DR, Finn RD, Graham KM et al. Should the poultry red mite Dermanyssus gallinae be of wider concern for veterinary and medical science?. Parasit Vectors 2015; 8: 178.

 

7. Pritchard J, Kuster T, Sparagano O et al. Understanding the biology and control of the poultry red mite Dermanyssus gallinae: a review. Avian Pathol 2015; 44: 143-153.