Tratamiento tópico complementario a base de ingredientes naturales para contrarrestar signos en problemas dermatológicos de perros y gatos.  

 
PALABRAS CLAVE Piel > irritación > prúrito > dermatitis atópica > infección > ingredientes naturales >  Atop 7 

Departamento Técnico Lapisa.

Animales de Compañia.

Lapisa 2.png

Introducción

La dermatitis atópica (DA), es una enfermedad común de la piel en perros y gatos (síndrome atópico felino). Su clínica, inmunológica, histológica y las características patológicas en los perros son similares a las observadas en humanos, por lo que, la dermatitis atópica canina ha sido sugerida como un modelo animal para la enfermedad en humanos (Olivry et al., 2010).

 

Los mecanismos patogénicos de esta enfermedad no se entienden completamente, pero están involucradas múltiples anomalías genéticas y procesos inmunológicos alterados en perros y gatos, el diagnóstico de dermatitis atópica se basa en la historia, el examen clínico y la exclusión de otros diagnósticos diferenciales. Las pruebas intradérmicas o las pruebas de inmunoglobulina E específica para alérgenos en suero solo se usan para identificar alérgenos para su inclusión en el extracto para inmunoterapia con alérgenos. La terapia sintomática puede incluir como opciones; glucocorticoides, ciclosporina, ácidos grasos esenciales y antihistamínicos. Actualmente, existe un anticuerpo monoclonal caninizado contra la interleucina-31 es la opción más nueva para el tratamiento sintomático, aunque aún es necesario evaluar los efectos a largo plazo. La naturaleza crónica y, a menudo, grave de la enfermedad, los costosos estudios de diagnóstico, los frecuentes síntomas clínicos y tratamiento de por vida son un reto para los propietarios, mascotas y veterinarios (Anturaniemi et al., 2020). 

La paciencia y excelentes habilidades de comunicación son necesarias para lograr un buen cumplimiento por parte del propietario y un resultado clínico satisfactorio para el animal. Algunos tratamientos requieren ser usados con cautela, y no pueden usarse en algunos animales, por ejemplo; geriatras, hembras gestantes, pacientes renales,  con enfermedades degenerativas, Etc (Anturaniemi et al., 2020). Por ello, es necesario usar opciones que complementen los diferentes tratamientos utilizados para cada caso en pacientes felinos y caninos, además es importante tener en cuenta que toda terapia puede complementarse con productos tópicos a base de ingredientes naturales como; botón floral del alcaparra, extracto de arroz, aceites esenciales de semilla de cáñamo, aceite vegetal de las semillas de neem, aceite de soja, estos productos tienen buenas propiedades anti pruríticas, de hidratación y que ayudan a restablecer la barrera cutánea. Por lo tanto, el objetivo de este trabajo fue; recopilar y mostrar información referente al producto Atop 7® en spray y su relación con los problemas de atopia en perros y gatos, como tratamiento complementario a base de ingredientes naturales.

Lapisa.png

Dermatitis atópica canina

La comprensión de la dermatitis atópica canina ha mejorado mucho en los últimos años (Marsella et al.,2021). El desarrollo de la enfermedad clínica es el resultado de una interacción compleja entre factores genéticos y ambientales. En el pasado, la IgE se consideraba la más importante en la patogénesis, y gran parte del énfasis se puso en mastocitos e histamina, ahora se acepta que la IgE puede ser un epifenómeno. Ahora se sabe que otros factores, además de la IgE y la histamina, desempeñan un papel en este complejo (Pucheu-Haston et al., 2015).

 

La investigación reciente se ha centrado en el papel de la barrera cutánea, tanto en términos de ultraestructura, alteraciones y disbiosis (Santoro et al., 2015) y el papel de diversas poblaciones linfocíticas (Früh et al., 2020).

1.png

Figura 1. FEl hocico, el área periocular y las orejas son sitios predilectos para la dermatitis atópica en perros, como se muestra en este paciente. (Tomado de Marsella, 2021).

Lo que hemos aprendido en los últimos años es lo importante que es la barrera cutánea para los atópicos (Marsella et al., 2011) y la propensión a la sensibilización epicutánea a los alérgenos (Olivry et al., 2010). Si bien aún carecemos de pruebas definitivas de un deterioro de la barrera cutánea en perros atópicos, sabemos que el daño secundario a la barrera cutánea existe, ya que la inflamación y los autotraumatismos deterioran la función de barrera de la piel (Olivry et al., 2014).

Una piel dañada es más propensa a absorber lo que encuentra y es propensa a desarrollar una respuesta alérgica. Esto se debe a que los queratinocitos dañados liberan citocinas y linfopoyetina estromal tímica (TSLP), que promueve una respuesta Th2 y el desarrollo de una respuesta alérgica. Por lo tanto, la eliminación frecuente de alérgenos de la piel de los perros alérgicos es crucial para minimizar la exposición y el empeoramiento de la inflamación, se sabe que la piel de los perros atópicos es más alcalina y que pierde más agua que la piel normal (TEWL). (Figura 1) (Cobiella et al., 2019). 

2.png

Figura 2.  Prurito severo y dermatitis facial en gato diagnosticado con síndrome de piel atópica felina. El prurito puede ser desencadenado por muchas enfermedades, es importante descartar ácaros, dermatofitos y pulgas antes de considerar el síndrome de la piel atópica felina como diagnóstico clínico. (Tomado de Marsella, 2021).

Síndrome atópico felino

La mayoría de los gatos afectados por el síndrome atópico felino presentan los primeros signos clínicos cuando son menores de tres años (Millet et al., 2013), el síntoma primario en un paciente alérgico es el prurito (Figura 2) (incluido el exceso de aseo).

 

Algunos pacientes felinos no presentan antecedentes de prurito o pueden tener ciertos signos solo en privado, lo que es denominado como "aseos silenciosos” (Pacheco et al., 2013). En el caso del paciente remitido el prurito y acicalamiento excesivo era evidente.  El diagnóstico del Síndrome Alérgico Felino no es sencillo debido a que cada paciente  puede tener una presentación diferente de lo mostrado típicamente en el síndrome alérgico felino.

ATOP 7® Spray

El prurito es un signo común presente en animales atópicos. Es esencial identificar correctamente la causa de este, para poder ofrecer un tratamiento específico adecuado. Al mismo tiempo, es igualmente importante proporcionar un tratamiento global para cubrir totalmente las complicaciones que se presenten, con el prurito los pacientes dermatológicos pueden perder la integridad de la barrera cutánea, por lo tanto, se recomienda el uso de productos que favorezcan a reparar y reforzar la barrera cutánea (Anturaniemi et al., 2020), dentro de estos productos se encuentra ATOP 7® Spray. 

En los casos leves o moderados, la aplicación de un cuidado calmante como ATOP 7® Spray puede ser suficiente como enfoque de primera línea. En casos más graves, ATOP 7® Spray puede ser útil como cuidado complementario.

 

ATOP 7® Spray es un producto diseñado para las pieles con tendencia a las alergias. Gracias a su textura submicrónica ultrafina, se absorbe rápidamente después de su aplicación y forma una película protectora que funciona como una "segunda piel”. ATOP 7® Spray ayuda a reducir la irritación y aliviar el prurito. Esta emulsión también contribuye a mantener la barrera cutánea y la hidratación de la piel y está compuesto de ingredientes naturales (Aceite vegetal hidratante de cáñamo y neem, extractos de candeia, arroz y botón floral de alcaparra, extractos hidratantes de caña y de poria coco, sinergia de aceites esenciales de cajeput y  árbol de té al limón y PCA et polisacáridos de origen vegetal.)

 

Propiedades de los ingredientes naturales de ATOP 7® Spray 

Aceites vegetales

Dentro de los aceites vegetales que contiene ATOP 7® Spray, se encuentra el aceite de cáñamo, se ha demostrado que los aceites naturales tienen efectos antiinflamatorios, antimicrobianos y restauradores de la barrera cutánea (Goddard et al., 2015). La semilla de cáñamo ha sido ampliamente utilizada durante miles de años en el tratamiento de diversos trastornos en la medicina tradicional oriental. El aceite de semilla de cáñamo contiene más del 80 % de ácidos grasos poliinsaturados (PUFA) y es extremadamente rico en ácidos grasos esenciales (AGE) ácido linoleico (18:2 omega-6) y ácido alfa-linolénico (18:3 omega-3). Las dos proteínas principales de la semilla de cáñamo son la edestina y albúmina (Callaway, 2004). Se demostró que la administración de aceite de semilla de cáñamo mejora la sequedad y calma el prurito de las pieles atópicas (Callaway et al., 2005). Los estudios clínicos previos demostraron que el aceite de cáñamo aplicado tópicamente es beneficioso en la curación de lesiones de la piel, ya que reactiva la función de barrera natural para proteger la piel seca y piel escamosa,  mientras aumenta el equilibrio de humedad (Grigoriev, 2002).

3.png

Figura 3.  ATOP 7® Spray Dermoscentpica felina como diagnóstico clínico. (Tomado de Marsella, 2021).

El aceite vegetal de las semillas de neem aporta ácidos grasos esenciales (omega 3 y 6). Procedente del subcontinente indio, el aceite de neem se ha utilizado en el cuidado de la piel durante siglos ya que tiene una amplia gama de aplicaciones médicas como heridas en la piel, eccema y quemaduras (Giuggioli et al., 2019).

 

La integridad de la piel se restaura mediante un proceso fisiológico destinado a reparar los tejidos dañados. El proceso de curación se desarrolla en cuatro fases: hemostasia, inflamación, proliferación y remodelación. La fitomedicina presenta remedios que poseen importantes efectos farmacológicos. Es popular entre la población en general en regiones de todo el mundo. Los agentes fitoterapéuticos se han utilizado ampliamente para la cicatrización de heridas cutáneas, por ejemplo, el aceite de semilla de uva es rico en ácidos grasos esenciales y tiene propiedades reestructurantes y emolientes. También contiene compuestos fenólicos antioxidantes que neutralizan los radicales libres o ralentizan su producción (Pribowo et al., 2021).

Botón floral de alcaparra

Contiene varias sustancias químicas tradicionales que incluyen queratina, camfenol, ruperina, rutina, estigmasterol, camping y tocoferol. Presenta un efecto protector sobre células estimuladas por citoquinas proinflamatorias, por lo que muestra un notable efecto antialérgico y antiinflamatorio (Panico et al., 2005; Trombetta et al., 2005).

4.png

Figura 4.  Alcaparra. Este ingrediente proviene de la gemoterapia, un enfoque medicinal basado en los brotes. El capullo de la alcaparra contiene sustancias antiinflamatorias, por lo que es especialmente eficaz para calmar la piel irritada.

Poria Cocos

Poria cocos es un hongo perteneciente al orden Polyporales de la división Basidiomycota, y su esclerocio forma parte aproximadamente del 10% de las prescripciones de la medicina tradicional China (Analytical Sci, 18., 2002). 

 

Recientemente, se ha demostrado el efecto antiinflamatorio de algunos compuestos tipo lanostanos (ácidos tumulósico, dehidrotumulósico, 3-0-acetiltumulósico, poricoicos A y BC y dihidrolanostanos),  para tratar dermatitis en humanos (Skin Res Technol, 12., 2006).

 

El Poria Cocos contiene varios componentes que proporcionan distintos beneficios a la piel: actúa como un antioxidante, por lo que salva la piel del estrés oxidativo y del daño de los radicales libres. Puede llegar a eliminar células muertas de las diversas capas de la piel, entre ellas, suciedad y bacterias que la afectan, eliminando impurezas (efecto purificante). Ayuda a la microcirculación en la piel. Los polisacáridos en su extracto tienen beneficios hidratantes, aportando una hidratación extra, ideal para reponer la piel seca, y así devolver a la solidez y la capacidad para resistir cualquier tipo de estrés ambiental. (John Wiley & Sons, Inc, 2003).

Arroz (orizanol)

El y-Oryzanol, se obtiene mediante la presión en frío partir de los granos de arroz, es una mezcla de ésteres del ácido fenilico de esteral y alcohol triterpénico, está presente en el aceite de salvado de arroz en niveles que varían entre 1-2 g/100g, donde actúa como antioxidante natural. Al igual que muchos otros compuestos bioactivos que no se distribuyen uniformemente en el grano de cereal, se concentra en la capa externa y en el salvado, posee moléculas con actividades antioxidantes y antiinflamatorias, el γ-orizanol posee seis veces mayor actividad antioxidante que el α-tocoferol (Bergman y Xu, 2003).  

5.png

Existen estudios que reportan la capacidad inhibitoria sobre la activación del NF-κβ del -oryzanol y de polifenoles del grupo del ácido hidroxicinámico como el ácido ferúlico (Akihisa et al., 2000; Nagasaka et al., 2007; Islam et al., 2008; Islam et al., 2009). Esta inhibición tendría como resultado una menor expresión de enzimas proinflamatorias como la óxido nítrico sintasa inducible (iNOS), ciclooxigenasa 2 (COX-2) o mieloperoxidasa (MPO), metaloproteinasas (MMP), de citoquinas proinflamatorias (TNF-α, IL-1β, PGE2), o de la producción de óxido nítrico (NO), como se ha demostrado tras el consumo de diferentes preparados con salvado de arroz (Shalini et al., 2012; Huang et al., 2005). (Figura 6).

La activación del NF-κβ, que está relacionada con los procesos inflamatorios implicados en las fases tardías de los procesos alérgicos.

Otros estudios con -oryzanol realizados por la vía tópica, o in vitro apuntan a efectos antialérgicos (Grassi et al., 2000; Juliano et al., 2005; Oka et al., 2010). Estos efectos antialérgicos se pusieron de manifiesto con el uso de diferentes preparados de salvado de arroz mediante la reducción de la respuesta inflamatoria y la liberación de citoquinas proinflamatorias (Choi et al., 2010), la atenuación de la degranulación de mastocitos por medio del bloqueo de la IgE (Oka et al., 2010; Fang et al., 2012; Mizushina et al., 2013) o la inhibición de la liberación de histamina y β-hexosaminidinasa (luo et al., 2005). 

6.png

Figura 6.  Principales mecanismos de acción inflamatoria

En otro estudio in vitro se demostró que es útil en algunos padecimientos dermatológicos como; engrosamiento epidérmico, acantosis, la hiperqueratosis e inflamación, también se presentó una disminución en el grado de apoptosis celular, el entorno antioxidante se vio mejorado, además, se incrementaron los niveles de expresión de citocinas antiinflamatorias (Ampawong et al., 2020).

Árbol del té

El aceite esencial del árbol del té (Melaleuca alternifolia) posee propiedades antiinflamatorias, antisépticas y antifúngicas. Empleado en gran parte por sus propiedades antimicrobianas, se incorpora como ingrediente activo de la fórmula de ATOP 7® Spray y es de utilizadas para tratar infecciones cutáneas (Carson et al., 2006). 

 

Es un aceite de color amarillo pálido pero de aspecto claro, con fragancia fresca, mentolada y alcanforada. Un componente principal de este aceite es el cineol (45-55%), terpineol, butírico, valérico y benzoico aldehído. Se encuentra en productos dermatológicos por sus propiedades astringentes. El aceite de Cajeput cuando se aplica a la piel alivia la psoriasis y el eccema. También tiene propiedades contra-irritantes suaves. 

 

Modo de aplicación

Agitar el frasco antes de usar. Pulverizar directamente sobre la piel una o varias veces al día según necesidad. Si el animal rechaza la aplicación de spray, el producto se puede aplicar con la ayuda de un algodón o gasa.

Conclusiones

ATOP 7® Spray puede utilizarse en gatos y perros para reducir el prurito y la irritación de la piel, así como tratamiento complementario y control de problemas de prurito por dermatitis atópica, sarna, dermatitis bacterianas y fúngicas. Actúa calmando el prurito de manera eficaz por la asociación de sus ingredientes naturales. Repara y refuerza la piel y sus funciones restaurando la barrera cutánea gracias a sus ácidos grasos esenciales.  Tiene propiedades antioxidantes y purificadoras. Aporta protección hidratante y emoliente durante varias horas. Forma una película protectora invisible y no oclusiva, que protege a la piel de los factores externos, además es altamente seguro ya que no contiene corticosteroides.

Referencias

 

1. Ampawong, S., Kengkoom, K., Sukphopetch, P., Aramwit, P., Muangkaew, W., Kanjanapruthipong, T., & Buaban, T. (2020). Evaluating the effect of rice (Oryza sativa L.: SRNC05053-6-2) crude extract on psoriasis using in vitro and in vivo models. Scientific Reports, 10(1), 1-14.

2. Anturaniemi, J.; Zaldívar-López, S.; Savelkoul, H.F.J.; Elo, K.; Hielm-Björkman, A. The Effect of Atopic Dermatitis and Diet on the Skin Transcriptome in Staffordshire Bull Terriers. Front. Vet. Sci. 2020, 7, 552251

3. Callaway, J.; Schwab, U.; Harvima, I.; Halonen, P.; Ja, T.; Mykka, O. Efficacy of dietary hempseed oil in patients with atopic dermatitis. J. Dermatolog. Treat. 2005, 16, 87–94.

4. Callaway, J.C. Hempseed as a nutritional resource: An overview. Euphytica 2004, 140, 65–72. 

5. Carson, C. F., Hammer, K. A., & Riley, T. V. (2006). Melaleuca alternifolia (tea tree) oil: a review of antimicrobial and other medicinal properties. Clinical microbiology reviews, 19(1), 50-62.

6. Cobiella, D.; Archer, L.; Bohannon, M.; Santoro, D. Pilot study using five methods to evaluate skin barrier function in healthy dogs and in dogs with atopic dermatitis. Vet. Dermatol. 2019, 30, 121-e34

7. Früh, S.P.; Saikia, M.; Eule, J.; Mazulis, C.A.; Miller, J.E.; Cowulich, J.M.; Oyesola, O.O.; Webb, L.; Peng, S.A.; Cubitt, R.L.; et al. Elevated circulating Th2 but not group 2 innate lymphoid cell responses characterize canine atopic dermatitis. Vet. Immunol. Immunopathol. 2020, 221, 110015

8. Giuggioli, D., Lumetti, F., Spinella, A., Cocchiara, E., Sighinolfi, G., Citriniti, G., ... & Ferri, C. (2020). Use of Neem oil and Hypericum perforatum for treatment of calcinosis-related skin ulcers in systemic sclerosis. Journal of International Medical Research, 48(4), 0300060519882176.

9. Grigoriev, O. V Application of Hempseed. Oil in the Treatment of Ear, Nose and Throat (ENT) Disorders. J. Ind. Hemp 2002, 7, 5–15

10. Intarakumhaeng, R.; Shi, Z.; Wanasathop, A.; Stella, Q.C.; Wei, K.S.; Styczynski, P.B.; Li, C.; Smith, E.D.; Li, S.K. In vitro skin penetration of petrolatum and soybean oil and effects of glyceryl monooleate. Int. J. Cosmet. Sci. 2018, 40, 367–376

11. Marsella, R. (2021). Atopic Dermatitis in Domestic Animals: What Our Current Understanding Is and How This Applies to Clinical Practice. Veterinary Sciences, 8(7), 124.

12. Marsella, R. Advances in our understanding of canine atopic dermatitis. Vet. Dermatol. 2021.  

13. Marsella, R.; Olivry, T.; Carlotti, D.-N. Current evidence of skin barrier dysfunction in human and canine atopic dermatitis. Vet. Dermatol. 2011, 22, 239–248 

14. Miller WH, Griffin CE, Campbell KL. Muller & Kirk’s Small Animal Dermatology. 7th ed. St. Louis, Missouri: Elsevier; 2013. pp. 388–392. 

15. Olivry, T.; Dunston, S.M. Expression patterns of superficial epidermal adhesion molecules in an experimental dog model of acute atopic dermatitis skin lesions. Vet. Dermatol. 2014, 26, 53

16. Olivry, T.; Wofford, J.; Paps, J.S.; Dunston, S.M. Stratum corneum removal facilitates experimental sensitization to mite allergens in atopic dogs. Vet. Dermatol. 2010, 22, 188–196.

17. P. Raharivelomanana, J.-L. Ansel, E. Lupo et al., “Tamanu oil and skin active properties: from traditional to modern cosmetic uses,” OCL, vol. 25, no. 5, p. D504, 2018.

18. Pacheco D, Travassos A, Antunes, J, Silva R, Lopes A, Marques, M. Allergic hypersensitivity to Deflazacort. Allergologia et Immunopathologia; 2013; 41: (5), 352–354. 

19. Panico AM, Cardile V, Garufi F, Puglia C, Bonina F, Ronsisvalle G. 2005. Protective effect of Capparis spinosa on chondrocytes. Life Sci. 77: 2479–2488.

20. Pribowo, A., Girish, J., Gustiananda, M., Nandhira, R. G., & Hartrianti, P. (2021). Potential of Tamanu (Calophyllum inophyllum) Oil for Atopic Dermatitis Treatment. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, 2021.

21. Pucheu-Haston, C.M.; Bizikova, P.; Eisenschenk, M.N.C.; Santoro, D.; Nuttall, T.; Marsella, R. Review: The role of antibodies, autoantigens and food allergens in canine atopic dermatitis. Vet. Dermatol. 2015, 26, 115

22. Santoro, D.; Marsella, R.; Pucheu-Haston, C.M.; Eisenschenk, M.N.C.; Nuttall, T.; Bizikova, P. Review: Pathogenesis of canine atopic dermatitis: Skin barrier and host-micro-organism interaction. Vet. Dermatol. 2015, 26, 84-e25

23. Trombetta D, Occhiuto F, Perri D, Puglia C, Santagati NA, Pasquale AD, Saija A, Bonina F. 2005. Antiallergic and antihistaminic effect of two extracts of Capparis spinosa L. flowering buds. Phytother Res. 19:29–33.

Acerca de Lapisa

Empresa líder de capital 100% mexicano, ubicada en La Piedad, Michoacán, una de las zonas pecuarias más importantes del país.

 

La experiencia de 45 años ha permitido a Lapisa destacar en el mercado de la salud animal en México, con una participación creciente en los mercados internacionales, teniendo también presencia en América Latina, el Caribe, África Central, Oriente Medio y el Pacífico Asiático. Hoy en día la calidad de Lapisa se reconoce y compite en cualquier parte del mundo.

 

El laboratorio mexicano cuenta con una amplia cartera de productos, entre ellos: antibióticos, biológicos, farmacéuticos y premezclas para nutrición animal, además de un equipo de asesores técnicos especializados en cada área y un laboratorio de diagnóstico con tecnología de vanguardia y personal calificado.

Contacto de prensa

Karla G. Ibarra Bautista

Coordinador de Comunicaciones y Relaciones Públicas

Tels.: +52 (352) 526 1300 | +52 (352) 690 9800