¿Xenotransfusión? 

Palabras Clave  >Fiebre >ictericia > hematocrito > eritrocito 

Preguntas

  1. ¿Qué es xenotransfusión? 
  2. ¿Cuál es la historia de la xenotransfusión? 
  3. ¿Es útil en veterinaria? 
  4. ¿Cuáles son sus riesgos? 
  5. ¿Se puede repetir una xenotransfusión en un paciente felino? 
  6. ¿Cuáles son las recomendaciones para realizar la xenotransfusión? 

Dr. En C. Marco Antonio De Paz Campos 

Respuestas

 

1. El término xenotransfusión se refiere a la transfusión sanguínea entre diferentes especies. 

2. El primer reporte de xenotransfusión se realizó en 1667 donde se comunica la transfusión de sangre de terneros, corderos o perros a humanos arrojando resultados variables. En 1800 y debido a las guerras, la práctica de transfusión de sangre de animales a humanos era común en Europa, sin embargo, el descubrimiento de los grupos sanguíneos humanos en 1900, hizo que este procedimiento se abandonara.1 

3. La xenotransfusión de sangre canina completa para ser administrada a un gato resulta especialmente útil y debe ser considerada una opción válida en casos de urgencia, donde no se dispone de un donador felino compatible y la necesidad de sangre es apremiante. 2,3 y 4 

La transfusión sanguínea entre gatos siempre ha representado dificultades debido a la pequeña cantidad de sangre que pueden donar, a la necesidad de sedación del donador, a la carencia de pruebas serológicas que indiquen ausencia de enfermedades como leucemia y SIDA felino en los donadores y a la presencia natural de anticuerpos contra otro tipo de sangre felina, en contraste con los perros3. Estas razones justifican el uso de sangre canina para un paciente felino, no como procedimiento de rutina, pero útil en casos de urgencia. 

4. Un artículo reciente2 analiza todas las xenotransfusiónes de perros a gatos reportadas en la literatura, concluyendo que no existen anticuerpos primarios de origen natural en contra de los antígenos de los eritrocitos caninos, ya que de 62 gatos transfundidos ninguno mostró incompatibilidad en la prueba cruzada mayor. Sin embargo se detectaron incompatibilidades ocasionales en la prueba cruzada menor, este hecho podría cobrar importancia cuando se administran grandes cantidades de sangre completa de canino, ya que ésta presenta anticuerpos en contra de los glóbulos rojos del receptor (gato) que podrían empeorar la anemia pre-existente. De cualquier manera, ninguno de los gatos trasfundidos mostró reacciones adversas significativas, solo se reporta esporádicamente taquipnea y pirexia durante la transfusión y durante las primeras 24 horas post-transfusión, sin implicaciones clínicas relevantes y en un caso se detectó ictericia a la semana de llevarse a cabo el procedimiento. 

5. No es conveniente repetir la xenotransfusión en un paciente felino, ya que los estudios demuestran que los gatos desarrollan anticuerpos contra los eritrocitos caninos entre 4 a 7 días post-transfusión lo que provocaría que una nueva transfusión, después de 4 días, desencadene una reacción anafiláctica con consecuencias que son fatales en más del 66% de los casos2

6. La transfusión de gatos con sangre proveniente de donadores compatibles de su misma especie siempre será mejor opción que la xenotransfusión, ya que en este caso los eritrocitos transfundidos tienen una vida media de 30 días en comparación con los 4 días de duración de los eritrocitos caninos2,4 por lo que se espera que después de este periodo exista un decremento del hematocrito por una hemolisis extravascular que se acompaña de fiebre y en algunas ocasiones ictericia. 

Sin embargo, la xenotransfusión cobra especial importancia cuando se requiere una estabilización inmediata a corto plazo que permita realizar un procedimiento quirúrgico de urgencia, o ganar tiempo para conseguir un gato donador compatible. En casos de anemia regenerativa con buena actividad de la médula ósea podrá estabilizar al paciente mientras se genera la recuperación del hematocrito. 

Se indica realizar siempre pruebas cruzadas de compatibilidad previas a la administración de la xenotransfusión.

Referencias 

 

  1. Roux, F.A., Sai, P. y Deschamps, J.Y.: Xenotransfusions, past and present. Xenotransplantation. 14: 208-16, 2007. 

  2. Bovens, C. and Gruffydd, J.T.: Xenotransfusion with canine blood in the feline species: review of the literature. Journal of Feline Medicine and Surgery. 15: 62-67, 2012. 

  3. Weingram, T. : Xenotransfusion of Canine Blood to a Cat. Israel Journal of Veterinary Medicine. 69: 50-52, 2014. 

  4. Kisielewicz, C y Self I.A.: Canine and feline blood transfusions: controversies and recent advances in administration practices. Veterinary Anaesthesia and Analgesia. 41: 233–24, 2014. 

Revista Especializada en Clínica de Pequeñas Especies

Contáctenos